Etiquetas Macho, una empresa familiar, innovadora y vanguardista

  • La compañía apuesta por innovar en nuevos productos para aumentar su gama, complementar la oferta de la que dispone y enriquecer el servicio que presta a su cartera de clientes

Comentarios 2

La primera empresa que conforma este año la Plataforma 2i en exponer su experiencia innovadora ha sido Etiquetas Macho. Una empresa fundada en 1954 por Juan Macho Hernández como imprenta tradicional que fue, poco a poco, transformándose en taller de artes gráficas, especializándose a lo largo de la década de los 70 en la fabricación de etiquetas, primero convencionales y más tarde, autoadhesivas.

Como empresa familiar, con sede en la localidad sevillana de Morón de la Frontera, está actualmente dirigida por los hijos del fundador. Según su presidente, Juan Macho Rodríguez-Buzón, una de las claves del desarrollo de su empresa ha sido "la innovación y el tesón con el que hemos afrontado el día a día, además de contar siempre con un excelente equipo".

A lo largo de sus más de 50 años de historia, Etiquetas Macho se ha caracterizado por mantener un fuerte ritmo inversor, adquiriendo e incorporando la última tecnología y reinvirtiéndose en la compañía los beneficios obtenidos.

En la actualidad, Etiquetas Macho factura 16 millones de euros con una plantilla de 120 personas. Según su presidente, Juan Macho, una de las claves importantes de la firma "es la promoción interna, auténtico motor en todo momento en la organización".

La empresa ha basado su estrategia en ir creciendo de la mano de sus clientes más importantes, desarrollando nuevos productos y servicios demandados por éstos, e incorporando tecnologías innovadoras que permitieran la fabricación de los mismos, todo ello, con un personal muy integrado e involucrado con los objetivos de la empresa. Las personas y las relaciones humanas constituyen el pilar fundamental de la compañía, a lo que se suma una oferta de productos y servicios de etiquetado que sean innovadores y proporcionen alta satisfacción a sus clientes.

En un mercado maduro y con un alto nivel de competencia, según el director comercial de la empresa, José Luis López Quintela, "la estrategia que Etiquetas Macho ha seguido para lograr diferenciarse de sus competidores ha sido posicionarse como líderes en tecnologías y nuevos productos". "Esto ha supuesto estar continuamente pendientes del desarrollo de nuevas tecnologías, así como invertir de forma acelerada en los momentos decisivos".

Etiquetas Macho, según su vicepresidente, Gustavo A. Macho Rodríguez Buzón, "siempre está en contacto directo y permanente con sus clientes, captando sus necesidades y expectativas, con sus proveedores, escuchando sus propuestas y desarrollos, así como con el mercado, analizando las últimas novedades en productos y aplicaciones que la competencia internacional pudiera desarrollar".

Fruto de la actividad innovadora de la empresa y de la necesidad de acompañar a sus clientes en sus demandas surge en 2003 el proyecto sleeve, un nuevo producto desarrollado previamente en Europa y EEUU consistente en una manga plástica retráctil que etiqueta al producto final envolviéndolo en toda su superficie, lo que permite mayor atractivo visual y una mayor superficie de información al consumidor.

Según el director de calidad de la empresa sevillana, José Luis Franconetti, "Etiquetas Macho ha sido pionera en la fabricación en España de este producto, convirtiéndose en uno de los líderes en el mercado no sólo a nivel de facturación sino también en gama de productos, ofreciendo un abanico completo de alternativas de etiquetado".

Según los responsables de la empresa, la financiación de todas las inversiones realizadas, afrontadas todas por Etiquetas Macho sin ayuda pública en estos productos innovadores, han ascendido a 3 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios