Eozen invertirá 110 millones en dos nuevas fábricas eólicas en Granada

  • El único productor andaluz de aerogeneradores y palas redimensiona la ampliación de la planta actual ante las expectativas de negocio · Iberdrola instalará el primer molino de la firma en España este año

Comentarios 6

Eozen, el único fabricante andaluz de aerogeneradores y palas (aspas) eólicas ubicado en Ferreira (Granada), se ha incorporado con éxito al boom eólico español en apenas un año de vida. Y las enormes expectativas de negocio de este sector, dentro y fuera de España, le han llevado a redimensionar al alza los planes de expansión de su producción que ya barajaba cuando su fábrica inició la actividad en mayo de 2007.

La compañía, que acaba de firmar en Portugal el tercer contrato de su aún corta historia para suministrar molinos y palas (ver texto adjunto arriba), perfila ya la construcción de otras dos plantas productivas junto a la ya existente, todas a ellas al pie de la autovía A-92. Manuel Alguacil, presidente de Eozen, explica en una entrevista con este diario en Ferreira que es necesario "separar la producción de los aerogeneradores de la de palas". "La fábrica actual se concibió hace diez años sólo para producir palas y, con la ampliación, eso será a lo que se dedique, junto a otra anexa también dedicada a este producto en exclusiva. Los aerogeneradores se fabricarán en otra instalación en unos terrenos cercanos".

Alguacil desvela que la sociedad, -participada en un 51% por la promotora Eólica del Zenete (fundada por él mismo), en un 43% por Caja Granada y en un 6% por los ayuntamientos de Ferreira, Dólar y Huéneja- posee un millón de metros cuadrados en esta comarca del norte de Granada para garantizar la viabilidad futura del proyecto industrial.

El directivo cifra el volumen de inversión que precisará esta doble ampliación en unos 110 millones (36 para la planta de palas y 72 para la de molinos). La financiación, que en el caso de la planta actual (36 millones) se cubrió con fondos propios -Eozen echa a andar financieramente tras la venta de 198 Mw para promover parques eólicos a Iberdrola-, podrá contar ahora con recursos ajenos una vez iniciada la actividad.

Alguacil prefiere no dar plazos concretos sobre la ampliación, pero asegura que su "sueño" es ver trabajando a dos mil personas en la futura Eozen en un plazo de unos cinco años. Actualmente, la fábrica emplea a 100 personas que trabajan en dos turnos, cifra que podría elevarse a 200 a final de año. Otra quincena de empleados trabaja en Madrid.

Buena parte de las expectativas para impulsar a la empresa pasan por Iberdrola Renovables, filial de la eléctrica que ya ha encargado a Eozen un primer pedido de 10 máquinas que se instalarán en España, posiblemente en la misma comarca de El Marquesado. Y es que Iberdrola y Eozen han sellado un acuerdo de suministro estratégico del que ese contrato es un primer paso. La eléctrica quiere elevar la potencia del complejo eólico de El Marquesado (hoy de 198 megavatios) hasta los 500. Y en esta ampliación, que lo convertiría en el mayor complejo eólico del mundo, las máquinas de Eozen tendrán un papel fundamental que aún está por concretarse por parte de ambos.

Alguacil, en una previsión conservadora, cifra en 50 millones los ingresos que logrará en los próximos doce meses (hasta final de mayo de 2009), procedentes de la venta de 30 aerogeneradores. La tarea más urgente desde el punto de vista comercial es certificar la viabilidad de las máquinas y palas propias para proyectos clase 2 y 3 (parques que aprovechan los vientos más suaves).

"De esta manera, los promotores de parques podrán usar nuestras máquinas en proyectos financiados con la modalidad project finance", es decir, un préstamo cuya garantía es la viabilidad del propio proyecto. Eozen, además, garantiza el funcionamiento de su aerogenerador durante 20 años y estima su vida útil en 50.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios