Empresarios andaluces promueven el mayor polígono de Marruecos

  • La sociedad Ditema, de origen granadino, levantará un parque a 60 kilómetros de Casablanca con una inversión de 400 millones y capacidad para 3.000 empleos

Comentarios 6

Marruecos se ha afianzado en los últimos años como un destino preferente de las inversiones andaluzas. Menos de 20 kilómetros separan a la comunidad de un mercado en pleno desarrollo, con más de 31 millones de consumidores y con sectores económicos en franca prosperidad, como la construcción o la industria. Hasta ahora, la mayoría de iniciativas ha sido de empresas individuales y en los entornos de Tánger-Tetúan y Casablanca.

La falta de suelo industrial, y, sobre todo, el miedo a lo desconocido han frenado aventuras privadas de mayor calado que ahora podrían empezar a tener salida con un proyecto muy ambicioso de 80 empresarios andaluces, el 90% de ellos procedentes de Granada.

Integrados en la sociedad Ditema Maroc (siglas de Desarrollo Industrial y Tecnológico de Marruecos), este grupo de profesionales proyectan el mayor parque empresarial de Marruecos y "probablemente del Magreb", según anunció el presidente de la empresa Athisa y consejero de Ditema, José Luis Alarcón, uno de los andaluces emprendedores en el país vecino, donde es líder en la gestión de residuos sanitarios y propietario de una fábrica de raticidas en Tetuán.

Ditema, presidida por el también granadino Ramón Arenas, prevé aprobar la próxima semana el plan de inversión, que oscilará entre 350 y 400 millones, una vez que los promotores han seleccionado la ubicación y cerrado las negociaciones para adquirir el suelo.

En total se promoverán 402,2 hectáreas (4.022.000 metros cuadrados) en la provincia de Settat, a 60 kilómetros al sur de Casablanca, donde se levantarán negocios con una capacidad de generación de hasta 3.000 empleos.

La inmensidad del proyecto sólo puede captarse al compararlo con algunos de los principales parques de Andalucía: el más parecido es el gaditano de Las Aletas, situado en el término de Puerto Real, que empezará a urbanizarse este año, con una superficie de 407 hectáreas de terreno productivo; el malagueño PTA está ya en las 168 hectáreas, mientras que el sevillano Cartuja 93 cuenta con 64.

En unos tres años a contar desde junio -cuando prevén cerrar el convenio definitivo con el Gobierno de Marruecos-, el espacio yermo de Settat dará lugar a un complejo empresarial, dotado de grandes viales, infraestructuras energéticas y un diseño respetuoso con el medio ambiente. En él se implantarán estos empresarios promotores, pero también se brindará la oportunidad a otros inversores andaluces y españoles, según explicó José Luis Alarcón.

"Mucha, mucha gente quiere invertir en Marruecos, está en la cabeza de muchos empresarios pero tienen miedo, miedo escénico que no físico", remarcó este socio de Ditema y presidente de la Comisión de comercio exterior de la Cámara de Comercio de Granada.

Las actividad del parque será muy variada a tenor de la diversidad de objetos sociales de las compañías impulsoras: desde fabricantes de tortillas de patata o de cristales hasta materiales de construcción o gestión sanitaria. El nuevo espacio productivo estará, así, abierto a todo tipo de sectores, de ahí que Ditema prevea lanzar una campaña de divulgación entre la patronal de toda España aprovechando la red de Cámaras de Comercio presente en todas la provincias del país.

80

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios