Ebro reduce un 50% el resultado por el alza del cereal y menores atípicos

  • Factura 2.685 millones, el 9,4% más, y tendrá operativa la nueva planta de arroz de Sevilla en 2010

Ebro Puleva vivió un ejercicio agridulce en 2007: facturó más pero ganó menos. El líder agroalimentario español ingresó el 9,4 por ciento más (2.682 millones) gracias a la incorporación de las compañías adquiridas en 2006 (New World Pasta y Minute Rice), al "buen año de la actividad arrocera" y a la subida de precios de sus productos para compensar el alza de las materias primas (especialmente el cereal), según explica la firma a la CNMV. Las ventas crecieron en la UE (923 millones, el 20 por ciento más), y se estancaron en España (1.169 millones, el 1 por ciento menos).

Pese a ello, el grupo que preside el sevillano Antonio Hernández Callejas reconoce que el coste de las materias primas -1.525 millones, 12 por ciento más- ha crecido más que los precios de sus productos, lo que ha congelado el beneficio bruto operativo (ebitda) en 306 millones (0,2 por ciento más). A esta circunstancia se añaden negativamente, primero, los menores resultados por venta de inmuebles -30,8 millones en 2007 frente a 113,5 de 2006-. Segundo, la caída de los resultados extraordinarios -60 millones después de impuestos en 2006 por la venta de los negocios en Centroamérica, frente a 10 en 2007-. Y, en tercer lugar, el impacto de la reestructuración del negocio azucarero por la OCM, que detrae 8 millones de los resultados netos.

Todo ello hace que el beneficio neto caiga un 49,8 por ciento, a 90,5 millones. Todas las áreas de negocio crecieron -especialmente pasta, un 26 por ciento hasta 753 millones-, excepto azúcar -653 millones, (-4,8)-. Ebro también concretó que en 2010 estará operativa la nueva fábrica de arroz que levanta en Puebla del Río (Sevilla) y que sustituirá a las de San Juan de Aznalfarache con una inversión de 60 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios