EADS prevé nuevos "riesgos" para el A400M y el A380

  • No se descartan retrasos en el primer vuelo del avión militar, previsto para verano

Comentarios 3

El presidente del consorcio aeroespacial EADS, Louis Gallois, prevé una ralentización de los pedidos para Airbus debido a las dificultades por las que atraviesan las compañías aéreas por el alto precio del petróleo, según señaló ayer durante la asamblea general del grupo.

Asimismo, estimó que habrá "riesgos de ejecución" para los programas del A380 y el A400M. Durante la asamblea general, Gallois afirmó que los nuevos programas de Airbus -el superjumbo y el avión de transporte militar A400M-, que ya han registrado retrasos, "siguen expuestos a niveles no despreciables". El primer vuelo del A400M "debería tener lugar este mismo verano y si es así no será sin riesgo", precisó. En cuanto a las entregas del A380, Gallois concretó que los retrasos anunciados oscilarán "entre los tres y los cinco meses".

A pesar de que el presidente de EADS confirmó durante la asamblea los objetivos financieros del grupo para el presente ejercicio y la previsión de superar los 700 pedidos en Airbus, el encuentro estuvo marcado por la debilidad del dólar y los nuevos retrasos del A380. Aún así, también tuvieron cabida buenas noticias para los accionistas, que recibirán un dividendo de 0,12 euros por acción con cargo a 2007, la misma cifra que el año anterior. Se pagará el próximo 4 de junio.

Para hacer frente a estas dificultares, Gallois deseó que el grupo tuviera ayuda gubernamental. "Boeing ha recibido 800 millones de dólares en subvenciones del Gobierno estadounidense en 2006 para sus actividades de investigación y tecnología, según las informaciones de la Unión Europea. Nosotros lo hemos hecho con 60 millones recibidos de los gobiernos europeos", explicó.

Con respecto a las medidas de reducción de costes, Gallois aseguró que no habrá "grandes recortes". Prefirió no dar detalles, ya que los anunciará más adelante, en agosto.

Por otra parte, el ex copresidente de EADS, Noël Forgeard, fue convocado ayer por la brigada financiera francesa, en el marco de la investigación abierta a los dirigentes del grupo por considerarlos sospechosos de haber vendido acciones con información privilegiada -conociendo los retrasos en la fabricación del A380, que provocó la caída de la acción en junio de 2006-. Todos los implicados deberán declarar en las próximas semanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios