Última hora Cerca de un centenar de personas, atrapadas en el puerto de Cádiz por la avería de un barco con destino a Canarias

Detenidos por estafar 25 millones de una sociedad con delegación en Sevilla

  • La Policía ha detenido en Valladolid a los dos administradores de la sociedad Riverduero CAI, con sede en Valladolid y una delegación en Sevilla, por presunta estafa de 25 millones de euros a 500 inversores.

Comentarios 4

La Policía ha detenido en Valladolid a dos hombres, L.B.P., de 61 años, y J.M.C.C., de 57, porque supuestamente han estafado unos veinticinco millones de euros a cerca de quinientos clientes de la mercantil en la que trabajaban, con sede en la capital vallisoletana y delegación en Sevilla.

Los agentes han practicado los arrestos tras las denuncias de varios clientes contra los administradores de Riverduero Centro de Asesoramiento e Inversión S.A. (RIVERDUERO CAI), han informado hoy fuentes del Cuerpo Nacional de Policía, que consideran "muy difícil" la recuperación de los fondos por la situación de iliquidez de la sociedad.

La actividad de esta sociedad consiste en captar fondos de particulares, para prestarles después servicios de asesoramiento e inversión e los mercados de capitales.

Los clientes denunciaron ante el Juzgado de Guardia de Valladolid, el 28 de enero pasado, cómo confiaron importantes cantidades de dinero a RIVERDUERO CAI para su posterior inversión en productos derivados, sin poder recuperar el dinero invertido a pesar de haberlo intentado en repetidas ocasiones, en las que los administradores les dieron largas.

Ante esta situación, el Juzgado de Instrucción número 3 de Valladolid abrió diligencias y encomendó la investigación de los hechos, con carácter urgente, al Grupo de Delincuencia Económica.

Los agentes tomaron declaración a varios clientes, recabaron información de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), agentes de bolsa y entidades financieras con las que en teoría operaba RIVERDUERO.

Descubrieron así que no estaba registrado debidamente en la CNMV para prestar servicios de asesoramiento, captación de fondos y posterior gestión de carteras como exige la Ley del Mercado de Valores, ocultando esta información tanto a los clientes como a los empleados.

Además estaban ofreciendo a los clientes productos inexistentes o con elevados rendimientos y no llevaban las cuentas individualizadas con las posiciones de cada cliente.

De lo indagado, los agentes descubrieron que, a partir de 1999, RIVERDUERO CAI empezó a invertir capital procedente de las aportaciones de los clientes en productos derivados sin ningún tipo de cobertura y con importantes pérdidas, sin informar de ello a los clientes que pensaban que invertían con garantía y plena cobertura.

A partir de entonces, cuando un cliente quería reembolsar su capital invertido más los intereses, se le reintegraba pero con aportaciones de nuevos clientes, cubriéndose también así los gastos ordinarios de la mercantil, como alquileres de oficinas, nóminas y teléfono.

Esta situación se prolongó varios años y fue insostenible en 2007, cuando ya no podían atender las solicitudes de reembolso de los clientes que acudían en masa a rescatar sus aportaciones.

Tampoco podían ya hacer frente a gastos ordinarios de la sociedad y desembocaron en una situación de total liquidez e insolvencia patrimonial.

Todo ello ha supuesto una estafa que la Policía calcula en unos veinticinco millones de euros -incluyendo el capital aportado y los intereses devengado- y con un número de clientes perjudicados cercano a los quinientos, además de los empleados y comerciales de la mercantil que desconocían estas actuaciones y la situación real de la sociedad, según dichas fuentes.

La mayor parte de los clientes son de Valladolid, aunque también proceden de otras provincias, como Palencia y de las Comunidades de Madrid y Galicia.

Los arrestos de los dos supuestos autores de estafa continuada, delito societario y apropiación indebida se produjeron el pasado día 15 cuando fueron a entrar en la oficina, situada en la Plaza Mayor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios