Cosentino invertirá 128 millones en cinco nuevas fábricas en Almería

  • Prevé abrir 23 almacenes en EEUU y otros tantos en Europa, sin incluir España y Portugal · Recibe el Premio Blanco White

De una empresa familiar, Francisco Martínez-Cosentino, junto a sus hermanos e hijos, ha creado una familia próxima a los 2.000 empleados con presencia en 50 países y que factura 340 millones de euros anuales, de los cuales dos tercios se generan fuera de las fronteras españolas. Y la multinacional sigue creciendo. De acuerdo a las palabras de su presidente, entre sus planes de expansión a corto plazo se encuentra la apertura de 23 almacenes en Estados Unidos y otros tantos en Europa, sin contar España y Portugal donde ya posee una veintena. A esta estrategia internacional, la firma suma una ampliación en su sede central en Cantoria, que consiste en la construcción de cinco nuevas fábricas en las que invertirá 128 millones de euros, "en cuanto tengamos los permisos, comenzaremos con los desmontes", dijo Martínez-Cosentino.

El presidente de la multinacional explicó que la empresa está aguantando perfectamente la crisis gracias a los planes de internacionalización y su estrategia de innovación mediante la diversificación del mercado y nuevos productos alejados del sector de la construcción. "El 70% de nuestra producción se corresponde con el extranjero, de forma que en los últimos meses el conjunto del grupo ha crecido entre un 15 y 20%".

El presidente de Cosentino anunció los planes de expansión del grupo en el acto de recepción, ayer en Almería, del Premio Blanco White, por su contribución a la defensa de Europa. En la entrega del galardón, Ignacio Martínez, en nombre del Consejo Andaluz del Movimiento Europeo (CAME), organismo que concede el premio, recordó que Paco, como le llaman sus amigos, estudió Magisterio, que a los 17 años fue a Barcelona para ejercer sus estudios y a los 21 años se involucró de forma decidida en el negocio familiar; también fue, entre otros cargos, concejal en el Ayuntamiento de Macael y presidente de la Cámara de Comercio de Almería. El máximo responsable de Cosentino siempre ha tenido una visión internacional, "en 1982, cuando era presidente de la Asociación de Empresarios del Mármol, fletó un autobús a la Toscana para ver lo que hacía la competencia, lo mismo hizo hacia a Alemania para ver qué máquinas utilizaban. Para Paco viajar es fundamental", insistió Martínez, quien también se refirió a los progenitores de Francisco, Martínez-Cosentino y Eduarda Justo.

"Me enorgullece este premio porque estoy orgulloso de ser europeo, que no sólo significa un mundo de derechos, sino también de obligaciones, esfuerzo y de innovación, si no perderemos el tren del futuro", afirmó el presidente de la compañía. "Hoy Europa crece entre el 0,7 y el 1%, mientras EEUU lo hace al 3% y Asia entre el 5 y el 7%. Si no crecemos, perdemos". Para Cosentino es necesario que los europeos se planteen una estrategia basada en lo que son, fuertes, que Europa atraiga los mejores profesionales del mundo, que esté a la vanguardia de la innovación y eliminar los obstáculos y los trámites, ya sean jurídicos o burocráticos, que no aportan nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios