Constructores ajenos al 'ladrillazo'

  • La filial de edificación del grupo Coperfil multiplica su facturación en Andalucía hasta los 26,7 millones por la nula exposición a la crisis de la vivienda, el único sector en el que no opera, y el auge de los parques logísticos

"Hace unos años, cuando decíamos que no entrábamos en el sector de la vivienda, nos tomaban por locos". La frase la pronuncia con indisimulada satisfacción José Manuel Hernández, director de Coperfil Construcción, para ratificar que el tiempo, en contra de los felices augurios de comienzos de década, ha terminado por darles la razón. Con la burbuja inmobiliaria hecha añicos y medio sector formando en cola para declarar el concurso de acreedores, el área de edificación del grupo catalán que preside Vicente Roig sólo acumula balances positivos. Se ha salvado de la quema generalizada, y sus directivos son conscientes, gracias a la nula exposición al alicaído sector residencial, el único, junto al de las infraestructuras, en el que no opera. Y eso, en tiempos del ya bautizado como temible ladrillazo, es todo un salvavidas para un constructor.

Parques logísticos, hoteles, oficinas... pero ni una casa. La fórmula se tradujo el pasado ejercicio en una facturación de 230 millones de euros (frente a los 354 millones globales del grupo), un avance del 18% respecto al año anterior en el que Andalucía jugó un papel protagonista. Coperfil Construcción cerró 2007 con unos ingresos de 26,7 millones de euros en la comunidad (el 11,6% del total de la división de edificación), un dato a años luz de los 7 millones registrados en 2006, aunque la compañía recuerda que se justifica, en buena parte, por el debut de la filial Coperfil Real Estate, inédita hasta entonces en el mercado regional y que canaliza la promoción y explotación de los parques logísticos, centros comerciales o complejos de oficinas.

Doce años después de inaugurar en Almería la primera delegación andaluza al calor del desarrollo del sector hortofrutícola (la sede se trasladó luego a Sevilla), José Manuel Hernández incluso ensancha las posibilidades de crecimiento en la comunidad. "Siempre nos habíamos marcado el objetivo de que Andalucía aportase el 10% del negocio, y lo hemos conseguido este año, pero vamos más allá y estamos convencidos de que en 2008 vamos a superar los 35 millones de facturación por las obras en curso y los proyectos para terceros", pronostica el director de la firma.

La cartera de proyectos que Coperfil Construcción ejecuta en estos momentos en la región incluye el segundo Leroy Merlin de la provincia de Sevilla (en Alcalá de Guadaíra, con una superficie total de 15.000 m2 y una inversión de 5,9 millones) y el parque comercial de Vícar (que se construye sobre una parcela de 150.000 m2 y con 17,6 millones de presupuesto), pero también el hotel Campanille de Málaga (un tres estrellas con 107 habitaciones con un desembolso de 3,9 millones), el complejo de oficinas Sotrafa en El Ejido (Almería) y tres proyectos del área estrella de la empresa, los parques logísticos, una especialidad en la que se ha erigido como referente nacional. Los trabajos en marcha en ese capítulo abarcan el Logispark de Carmona, con 110.000 m2 y 21,6 millones de euros de inversión; el ABM-Hagemeyer de Cabra, con un desembolso de 2,7 millones y que ocupará 5.400 m2, y la ampliación en más del 50% de la superficie del centro logístico de Arance en Sevilla, que ganará 10.000 m2 gracias a una aportación de 1,6 millones de euros.

El currículum reciente de la firma contempla también en Andalucía, entre otros, el centro logístico de Pikolin en Alcalá de Guadaíra, el Carrefour de El Ejido, el Hotel Holiday de Málaga o las oficinas del Puerto de Sevilla. El mercado andaluz está maduro y ofrece posibilidades, según subraya Hernández, aunque reconoce que el menor nivel de desarrollo económico y la dualidad Sevilla-Málaga juegan en contra. "Hay que decidir si se apuesta por una u otra ciudad, porque eso incide en dónde colocar un centro logístico", asegura tras recordar, además, los problemas de suelo en la capital de la Costa del Sol, escaso y a precios desorbitados.

La firma tiene ante sí el reto de alcanzar los 400 millones de facturación en toda España en 2010, un objetivo incluido en el plan estratégico GoContract, que define un nuevo modelo de constructora que facilitará las vías de financiación a los clientes en tiempos en los que los bancos han cerrado el grifo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios