Comercio exterior sobre el terreno

  • Más de un centenar de jóvenes andaluces se han beneficiado en los últimos cuatro años de las Becas BEXT, destinadas a completar, desde una perspectiva muy práctica, su formación en intercambios comerciales

La economía andaluza necesita mejorar sus cotas de internacionalización, y uno de los requisitos imprescindibles para conseguirlo es la disponibilidad, por parte de las empresas de la región, de personal especializado. Para contribuir a generar una cantera de profesionales aventajados en comercio exterior, Extenda -la agencia andaluza de promoción en el extranjero- asumió en 2004 la gestión de las Becas BEXT, un programa del que ya se han beneficiado más de un centenar de jóvenes andaluces y que acaba de abrir el plazo de solucitues para su quinta convocatoria (acaba el 2 de junio).

Financiadas por el Fondo Social Europeo, las becas están dirigidas a titulados universitarios superiores nacidos o empadronados en la comunidad autónoma y que no superen los 31 años. Su ejecución se desarrolla en dos fases de un año de duración cada una. La primera, que está dotada con 28.000 euros brutos (más una cantidad adicional, si procede, que varía según el nivel de vida del destino), transcurre en una de las 18 unidades de negocio (UPN) que Extenda tiene distribuidas por el mundo, o bien en las oficinas comerciales de España en el exterior. La labor de los becarios durante ese periodo abarca desde la realización de investigaciones de mercado hasta la organización de ferias sectoriales y misiones comerciales, entrevistas a importadores o la configuración de agendas de trabajo para empresas andaluzas que estuvieran interesadas en el mercado en cuestión.

En esa etapa, el titular de la beca dispone, además, de una ayuda económica para hacer cursos que puedan resultar de su interés, ya sean relacionados con el aprendizaje de un idioma o con cualquier otra materia de utilidad en su formación en internacionalización. En cuanto a la selección de los destinos que se cubren en cada convocatoria, la Agencia Andaluza de Promoción Exterior se centra en los mercados más demandados por las empresas de la región (en sus bases de datos queda constancia por el tipo de consultas o sugerencias que esas firmas plantean). Desde la perspectiva de los becarios, los países que más se solicitan son Estados Unidos y China.

La segunda fase del programa transcurre en el departamento internacional de alguna compañía andaluza, aunque a veces el becario se encuentra con el reto, precisamente, de montar ese departamento. Para esta faceta, la dotación es de 12.000 euros brutos, a los que se suman otros 6.000 que aporta la propia empresa. Si ésta decidiera enviar al titular de la beca a algún destino extranjero en el que tuviera intereses, correrá con los gastos extras. Para saber qué firmas exportadoras querrían incorporar a un becario, Extenda se pone en contacto con todas aquéllas que hayan participado en alguna de sus acciones en los últimos tres años. Ana Moreno, técnico del Área de Información y Formación de la agencia, apunta que salen alrededor de 3.000 firmas, de las que 120 terminan presentando solicitudes para entrar en el programa. Moreno resalta el creciente peso de las empresas del sector servicios entre ellas, así como la petición de perfiles de becarios cada vez más específicos. "Ya no sólo piden licenciados en Derecho o en Dirección y Administración de Empresas, sino también ingenieros", apunta.

La responsable de Extenda explica que, tras cursar la beca, muchos de sus titulares se incorporan a las plantillas de las empresas con las que han trabajado e, incluso, crean sus propios negocios. Ana Moreno recuerda el caso de un joven que pasó las dos fases de la beca en Singapur y creó allí una empresa de exportación e importación de aluminio, o el de otro que, por las relaciones que estableció con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) durante la beca, acabó contratado por este organismo en Washington.

La técnico de Extenda incide en que buscan perfiles "muy completos", tanto desde el punto de vista de la formación como del saber estar. Interesan "personas educadas, con mente abierta, con adaptabilidad, que sean analíticas y cooperadoras", indica. Para contar con las máximas garantías se sigue un exhaustivo proceso de selección, del que suelen salir unos 30 becados. La primera prueba del proceso es un test sobre comercio exterior, al que le sigue un examen de inglés (y de castellano, si el aspirante es un extranjero residente) y otro sobre un segundo idioma opcional. Los 50 que mejor puntuación sacan pasan a realizar un curso de dos meses sobre internacionalización, en el que se tocan materias como el marketing, medios de cobro y pago, seguros, logística, transporte, aduanas e, incluso, ofimática.

Al final de ese periodo, los alumnos tienen que presentar un proyecto y, atendiendo a los resultados de ese trabajo y de la entrevista personal que se les realiza, se procede a la selección definitiva. Todo el curso se desarrolla en Sevilla, por lo que Extenda cubre los gastos de alojamiento y transporte si la persona que lo vaya a hacer es de fuera. En concreto, ofrece 700 euros para aquéllos que vivan en el área metropolitana de la capital hispalense y 1.700 a los que vengan de otras provincias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios