Colonial acumula unas pérdidas de 272 millones en el primer trimestre

  • Los expertos rebajan en 395 millones el valor de los activos de la inmobiliaria, que podría vender suelo en Dos Hermanas

Colonial, la inmobiliaria que presidió el empresario sevillano Luis Portillo y de la que fue máximo accionista hasta el mes pasado, registró unas pérdidas neta de 272,4 millones de euros en el primer trimestre del año, frente al beneficio neto de 205,6 millones del mismo periodo del año anterior, según informó ayer la compañía a la CNMV.

La empresa explicó que ha realizado una valoración de sus activos inmobiliarios con expertos independientes que ha restado de los resultados 395 millones de euros. En este sentido, asegura que dicha valoración ha supuesto "un ejercicio de transparencia contable" para adecuar la información al mercado y a los accionistas a la situación real del sector.

Los activos inmobiliarios de la compañía presentaban a cierre de marzo un valor de 11.106 millones de euros, de los que 9.187 corresponden al negocio de alquiler en renta y desarrollo. Los ingresos descendieron un 20,4% entre enero y marzo, hasta situarse en 152,7 millones de euros, mientras que el resultado operativo (Ebit) se situó en 61,6 millones, lo con un retroceso del 14,2%.

La inmobiliaria afirmó que tiene una "exposición limitada" en el sector residencial, ya que su cartera de suelo y promociones representa el 17% del total de sus activos, mientras que el 83% restante corresponde al área de actividad patrimonial. Asimismo, ratificó que seguirá con su estrategia de "disminuir progresivamente su exposición al negocio residencial mediante ventas de suelo" con el objetivo de dedicarse al negocio patrimonial, lo que podría traducirse en un traspaso de parte de los terrenos que el grupo posee en Dos Hermanas (Sevilla).

La compañía destacó la "positiva" evolución de su actividad de alquiler, cuyos ingresos aumentaron un 10,1%, hasta 80,1 millones, gracias a la incorporación de Riofisa, que contribuyó con 8,5 millones, e indicó que el índice de ocupación alcanzó el 95,3%. El sector residencial, por su parte, multiplicó por más de dos sus ventas de suelo y promociones, hasta 73,6 millones de euros, y la venta de activos de inversión generó unos ingresos globales de 86 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios