La unión de Cedifa y Ofsa abre paso al primer grupo en retirada de fármacos

  • La nueva empresa, con sede en Sevilla, liderará el mercado de la logística inversa y dará en Portugal su primer salto al exterior

El recorrido natural de un medicamento arranca en la industria y agota su ciclo en el consumidor, pero por el camino quedan cientos de miles de productos que por fallos en la producción o por haber alcanzado la fecha de caducidad deben ser devueltos al punto de origen. Con esa misión, bautizada por la industria como logística inversa y que pretende evitar perjuicios al ciudadano de a pie y al medio ambiente, nació en marzo Cedifa Ofsa, fruto de la unión de dos líderes del sector y presentada ayer en sociedad en la sede de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA).

Con un capital inicial de 100.000 euros y un plazo de seis meses para avanzar en la operación, el presidente de Cedifa (Rafael Álvarez Colunga) y el máximo representante de Ofsa Devoluciones (Carlos González Bosch) se congratularon ayer de una alianza "anhelada durante años pero que no había podido fructificar hasta 2008" por su complejidad. El grupo resultante estará controlado en un 70% por Cedifa -creada en Sevilla en 1979-, quedando el 30% restante en manos de su nuevo socio, con base de operaciones en Guadalajara. Será en los dos almacenes localizados en la ciudad castellana y en la capital andaluza (en el polígono El Pino) donde se concentre la actividad de la recién fundada compañía.

Dado el paso inicial que ha creado el líder nacional en la recogida de productos farmacéuticos, Álvarez Colunga -que presidirá la nueva sociedad- anunció que las miras del grupo están puestas más allá de las fronteras nacionales. De hecho, como reiteró González Bosch, el objetivo a medio plazo pasa por convertirse en un referente europeo en su actividad. En ese camino hay colocada ya una primera piedra: Cedifa Ofsa -en breve pasará a llamarse Cediofsa- dará el salto a Portugal de la mano de la multinacional Alliance. En el listado de proyectos figura también ampliar el negocio hacia el tratamiento de los residuos que generan los medicamentos retirados.

El grupo nace con buenas expectativas. La magnitud del negocio en el que la empresa aparece como referente nacional la aporta una cifra: el valor de los medicamentos retirados del mercado durante el pasado año alcanzó los 300 millones de euros. El respaldo a la empresa, que tendrá sede social en Sevilla, llega también del número de almacenes asociados (245), el conjunto de farmacias a las que suministra (20.000) y los 540 laboratorios que se beneficiarán de sus servicios de logística inversa. La plantilla común, que roza los 80 empleados (49 en Sevilla y 30 en Guadalajara), gestiona hasta 20 millones de medicamentos al año, a los que suma otros 10 millones de productos vinculados a la parafarmacia.

El grupo echa andar con Rafael Álvarez Colunga como presidente y consejero delegado de la firma y un consejo de administración en el que, además del ex presidente de la CEA, se sentarán Carlos González Bosch, Sofía Fuentes del Río, Antonio Abril Sánchez, Bernardo Costales Pérez y José Pablo Torres Asensio, que darán voz a las 21 cooperativas que lo integran.

Álvarez Colunga destacó durante el acto de presentación la "apuesta valiente" que representa ver nacer una nueva compañía "en momentos de dificultad económica". González Bosch coincidió en el diagnóstico y elevó la iniciativa a la condición de "viejo sueño de la farmacia europea", un paso adelante que Ofsa Devoluciones "podía haber realizado en solitario", pero que decidió emprender en paralelo a Cedifa "para beneficio del sector". Un camino en el que, insistió Colunga, "el éxito está asegurado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios