Cajasol crece un 2,2% en 2008

  • La entidad financiera presenta un resultado de 54 millones de euros en el primer trismestre de 2008, un beneficio por encima de los obtenidos en el mismo periodo del pasado año.

Cajasol ha anunciado hoy que ha obtenido al cierre del primer trimestre un resultado consolidado atribuido al grupo de 54 millones de euros, lo que representa para la entidad financiera un crecimiento del 2,2 % con respecto a los resultados obtenidos en el mismo periodo del pasado año. La variación absoluta de este resultado es de 1,2 millones de euros.

Según el grupo, presidido por Antonio Pulido, este crecimiento del resultado obedece al esfuerzo en dotaciones que ha realizado Cajasol en este primer trimestre, pasando de 23 millones de euros hasta marzo de 2007, a 43 millones en este mismo periodo de 2008, siguiendo de este modo la política conservadora impulsada por el nuevo equipo directivo de la entidad desde principios de año.

El margen ordinario, es decir el resultado de operaciones financieras, aumenta un 18,08% y alcanza la cifra de 238 millones de euros. Este aumento es importante, teniendo en cuenta el difícil entorno económico y financiero actual. El margen de explotación se ha situado en los 104 millones de euros, con un aumento del 13,46% en este mismo periodo.

Al cierre de 31 de marzo, y en comparación con la suma de los dos balances consolidados de las antiguas entidades Caja San Fernando y El Monte, se ha obtenido un aumento en el margen de intermediación del 6,1%, lo que en cifras absolutas representa un incremento de 10 millones de euros, cerrando en los 167 millones de euros.

En cuanto al crédito a clientes, Cajasol ha experimentado un incremento del 8,8%, lo que nos sitúa con un volumen total de 24.185 millones de euros de inversión crediticia, mientras en depósitos a la clientela aumenta un 1,5 por ciento con respecto a marzo de 2007, dejando la cifra absoluta en 19.720 millones de euros.

La caja de ahorros mantiene que el moderado crecimiento en depósitos, obedece entre otras cuestiones, al momento actual de dificultades que vive el sector financiero, y que está afectando directamente al ahorro y la captación de pasivo, loque indica un descenso en esa capacidad de ahorro.

El volumen de negocio, suma de los créditos a clientes y depósitos, aumenta un 5,3% interanual, situándose en 42.582 millones de euros, un total de 2.142 millones de euros más que en marzo del pasado año.

Por otro lado, el patrimonio neto de la entidad en este periodo ha aumentado, una vez consolidadas todas las cifras de las dos antiguas entidades, en un 19 por ciento.

Durante este periodo, Cajasol ha logrado mantener su nivel de morosidad en el 1,4% , una cifra positiva teniendo en cuenta el repunte de este índice en la mayoría de entidades financieras. El aumento del control sobre préstamos y créditos está logrando este mantenimiento, si bien el objetivo en el medio plazo es lograr disminuir paulatinamente esa cifra.

El ratio de eficiencia, porcentaje de gastos generales y amortizaciones que hacen falta para generar el margen ordinario, mejora notablemente pasando del 59,5% al 50%, lo que resulta un dato muy positivo ya que es consecuente con la política llevada a cabo por la entidad para ir avanzando en una de las asignaturas más importantes desde que se inició el proceso de fusión.

Por otro lado, el ratio de solvencia, índice clave para evaluar la situación financiera de la entidad, permanece en el 13%, en torno a dos puntos por encima de la media del sector de las cajas de ahorros españolas. Cajasol dispone de unos recursos propios de 2.800 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios