La CNE propone que la factura de la luz suba hasta un 11%

  • Solbes se muestra partidario de acercar las tarifas al coste real de la generación

Comentarios 5

La Comisión Nacional de la Energía presentó ayer a Industria su esperada propuesta sobre el incremento de la tarifa eléctrica. Finalmente no llegó al 20%, como se llegó a especular el viernes tras un comentario de Pedro Marín, secretario general de Energía, pero la cifra (el 11,3%) supera con creces el doble del dato de la inflación interanual (4,2%) publicado ayer. Es sólo una recomendación -los dictámenes de la CNE no son vinculantes-, pero las constantes presiones del sector y las palabras del ministro de Economía, Pedro Solbes, reconociendo ayer el desfase entre la factura que paga el consumidor y el coste de generar la electricidad apuntan que el mes de julio no será bueno para el bolsillo de las familias.

La propuesta, aprobada por seis votos a favor y tres con contra, sugiere la subida del 11,3% en el término de energía (la parte vinculada a la evolución del precio de la electricidad), pero la tarifa también se compone de conceptos que pagan los consumidores, como la potencia contratada y los peajes por el uso de las redes, sobre los que el organismo no se pronunció.

Fuentes consultadas ayer indicaron que el regulador energético se limita a cumplir con el mandato de Industria, que en diciembre pasado le encargó hacer una propuesta de subida de las tarifas eléctricas a partir de la evolución de las materias primas y otros conceptos que influyen en el precio del kilovatio-hora (KWh).

Desde la liberalización, las tarifas no reflejan los costes reales de producción de la electricidad, lo que ha conducido a la generación de los denominados déficits tarifarios, que actualmente superan ya los 10.000 millones de euros, y que pagan los consumidores durante los años siguientes mediante el propio recibo de la luz.

Industria, a quien corresponde adoptar la decisión final sobre la revisión trimestral de la tarifa a partir del 1 de julio, estudiará hasta comienzos de junio la propuesta de la CNE, que recibirá hoy de forma oficial. Tras el análisis de la recomendación del regulador, remitirá al organismo presidido por María Teresa Costa su borrador de orden ministerial de tarifas, que la CNE someterá a audiencia pública al presentarlo ante el consejo consultivo de la electricidad. En este consejo están representados los distintos agentes del sector, incluidas organizaciones empresariales, consumidores y grandes consumidores de electricidad. A partir de ahí, la propuesta pasará nuevos trámites administrativos que concluirán en el Consejo de Ministros, que aprobará la revisión de tarifas como muy tarde en su reunión del 27 de junio para su publicación en el BOE y posterior entrada en vigor el 1 de julio.

La posición final de Industria es una incógnita, aunque las palabras de Pedro Solbes, que se declaró desde Bruselas partidario de aproximar "de forma progresiva" el precio de la electricidad a su coste real, aventuran que habrá un notable incremento de precios. Y todo pese a reconocer que provocará "problemas" en el IPC.

Quien celebró ayer la noticia fue la patronal eléctrica Unesa, que considera que la subida de la tarifa está "en el camino" de que la factura refleje los costes reales de la generación de la energía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios