La CNE ve "insuficiente" la subida de la luz del 5,6% propuesta por Industria

  • La Comisión Nacional de la Energía insiste en que es necesaria una subida del 11,3% para cubrir los costes del sistema y en que la tarifa social debe vincularse a la renta del consumidor

Comentarios 16

El Consejo de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) considera que la subida media de las tarifas eléctricas propuesta por Industria a partir del 1 de julio, un 5,6 por ciento, es "insuficiente", ya que no permite cubrir los costes totales del sistema reconocidos por la ley. Además, indica que, aun reconociendo un déficit tarifario ex ante (reconocido con carácter previo) de 4.800 millones de euros para todo el ejercicio, las subidas propuestas por Industria no cubren los costes del sistema, informa el organismo.

La CNE cree que el escenario de precios previsto en el documento que elaboró sobre la subida de tarifas de mayo pasado -66,14 euros por megavatio-hora (MWh)- sigue siendo "la mejor estimación" del precio de la energía, por lo que sería necesario subir el recibo de la luz un 11,3 por ciento.

Con el incremento propuesto por la CNE, el déficit de tarifa del tercer trimestre ascendería a 2.700 millones de euros. Adicionalmente, recomienda que Industria incluya en sus órdenes de tarifas las actualizaciones de los déficits de los ejercicios 2007 y 2008, lo que implica incorporar 83,6 y 473,4 millones de euros, respectivamente.

El organismo reitera también que los consumidores deben tener señales de precio adecuadas del bien que están consumiendo, pero al mismo tiempo pide que se compatibilice con "una revisión de los costes incluidos en la tarifa, su cuantía, así como de un detenido examen del funcionamiento de los mercados energéticos".

Por otro lado, insiste en que la tarifa social, una nueva modalidad introducida por Industria en su borrador de orden ministerial, debería articularse en función de la renta de los consumidores en vez de la potencia contratada, para evitar que se beneficien de ella quienes realmente no lo necesitan. El regulador energético vuelve a proponer que se utilice para este fin el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM).

Según lo estipulado por el Ministerio, para disfrutar de la tarifa social el consumidor deberá solicitarla previamente, tener una potencia contratada inferior a 3 KW en la vivienda considerada primera residencia y contar con interruptor de control de potencia (ICP), mecanismo que hace que se corte la luz si el consumidor supera el límite de potencia contratada. La CNE pide que se elimine la obligación de tener ICP para acogerse a la tarifa social.

Asimismo, considera que un diseño "adecuado" de la tarifa social permitiría suprimir la 1.0 (menos de 1 KW de potencia contratada) y llama la atención sobre los problemas que podría causar la convivencia de las tarifas sociales con el proceso de desaparición de precios reguladas y la implantación de la tarifa de último recurso desde el 1 de enero de 2009.

En cuanto a los elementos de progresividad que Industria ha introducido en la tarifa, la CNE critica que el Ministerio no ha definido correctamente los umbrales de consumo y señala que deben elaborarse antes perfiles de consumo de los clientes. Por último, insiste en que se adopte un periodo transitorio para las tarifas de alta tensión, la nocturna y la de riegos agrícolas de alta tensión, que desaparecerán el 1 de julio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios