Bueno Lidón niega ante el juez las operaciones ilícitas que le atribuye la Fiscalía

  • El ex presidente de El Monte y el ex director del grupo empresarial rechazan con "contundencia" las imputaciones

El ex presidente de El Monte José María Bueno Lidón y el ex director general del grupo empresarial José Selfa negaron ayer ante el juez las operaciones ilícitas que le atribuye la Fiscalía Anticorrupción. Bueno Lidón y Selfa, que prestaron declaración como imputados en el juzgado de Instrucción número 14 de Sevilla, que investiga la querella presentada por el Ministerio Público, no quisieron pronunciarse ante los periodistas sobre su comparecencia ante el juez, aunque sus abogados explicaron que han negado todas las imputaciones.

El letrado José Manuel García Quílez, que representa al ex presidente de El Monte, señaló que ambos ex directivos expusieron al magistrado los hechos y explicaron las razones por las que se hicieron las operaciones financieras. García Quílez consideró que la querella presentada por la Fiscalía Anticorrupción es un "sinsentido", al igual que "el pleito civil en el que se le reclaman 18 millones de euros".

El letrado insistió en que tanto el ex presidente de la caja de ahorros como el ex director del grupo empresarial han negado "con contundencia y rotundidad" las imputaciones de la Fiscalía Anticorrupción, que les achaca en su querella "haber dispuesto fraudulentamente de bienes de la sociedad", lo que ocasionó un perjuicio económico que el Ministerio Público cifra en esos 17,9 millones de euros.

La denuncia de la Fiscalía parte de la información que entregó en marzo de 2007 Cajasol, la entidad resultante de la fusión entre El Monte y San Fernando.

El fiscal advirtió posibles irregularidades en la venta del 30% que El Monte poseía en el grupo de empresas HC, holding que poseía a su vez el 5% del capital de la inmobiliaria Metrovacesa.

La querella de la Fiscalía sostiene que la venta de ese 30% a la firma Cresa -propietaria de la familia Sanahuja- fue "preparada" de antemano en el consejo de administración de HC, del que formaban parte José María Bueno Lidón y José Selfa. Anticorrupción también cree que la venta fue pactada por un precio de 32 millones, y entiende que se produjeron varias irregularidades: que el contrato fue firmado por Selfa en nombre de El Monte y que el precio al que se valora cada acción de Metrovacesa en el momento de cerrarse la operación (41,2 euros) es sustancialmente inferior al valor de cotización de los títulos de la inmobiliaria el día de la firma del contrato (57,6 euros).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios