Bruselas propone medidas para ayudar a los pescadores ante el alza del gasóleo

  • La Comisión Europea quiere aumentar hasta 100.000 euros por empresa del límite de ayudas estatales sin justificar y más flexibilidad en la concesión de fondos europeos

La Comisión Europea (CE) anunció hoy "medidas de emergencia" para paliar la crisis que viven los pescadores por el alza del gasóleo, tales como un aumento hasta 100.000 euros por empresa del límite de ayudas estatales sin justificar y flexibilidad en la concesión de fondos europeos.

El Ejecutivo comunitario llegó a un acuerdo para poner en marcha "un conjunto de actuaciones" con el fin de combatir las dificultades económicas en el sector pesquero, a causa del encarecimiento del combustible. La CE plantea modificar la regla "de minimis" por la cual las ayudas que los gobiernos pueden dar ahora al sector sin justificar a Bruselas tienen un techo de 30.000 euros por empresa.

Bruselas propone que ese límite sea de 30.000 euros por barco, pero con un tope máximo de 100.000 euros por empresa pesquera. Entre las propuestas que ofrece la CE, destaca una flexibilización de las reglas sobre el Fondo Europeo de la Pesca, de manera que sea más fácil dar ayudas nacionales (cofinanciadas con dinero europeo) a los pescadores o armadores afectados por esta crisis.

El Ejecutivo de la UE distingue por un lado entre apoyos a largo plazo, para que se reestructure el sector, y por otro, prevé que durante un "plazo transitorio haya un apoyo temporal" para aliviar la situación del sector pesquero, que está motivando paros y huelgas como los vividos en España. Las medidas anunciadas hoy serán discutidas por el Consejo de Ministros de Pesca de la UE en Luxemburgo, el día 24.

Sin embargo, la CE no va a presentar hasta julio una propuesta legislativa que recoja las ideas anunciadas hoy en favor de los pescadores. Por otro lado, Bruselas propone "excepciones" a las reglas del Fondo Europeo de la Pesca, para que se puedan eliminar los límites que existen a las ayudas para el desguace.

La CE otorgará apoyos adicionales por el cese permanente para los barcos incluidos en programas de reconversión de la flota y también plantea apoyos parciales para los operadores que sustituyan sus barcos viejos por otros "más pequeños y con un gasto energético más eficiente". La propuesta de Bruselas incluirá también reglas para permitir reducciones temporales en las contribuciones de los trabajadores para el pago de su Seguridad Social.

Asimismo, la CE quiere permitir a los Gobiernos otorgar ayudas "de emergencia" por el cese temporal de actividad de los barcos, durante un período máximo de tres meses, siempre que empiece antes del 31 de diciembre, con el fin de financiar costes de la tripulación y gastos fijos de la embarcación. Pero en este caso, Bruselas propone que la ayuda se conceda con la condición de que haya "un compromiso explícito" por el cual los armadores beneficiados se acojan a un plan de reestructuración en seis meses o si no, deberán devolver la ayuda.

Este tipo de apoyo será cofinanciado por la UE y el país afectado, si bien la CE está dispuesta a estudiar un incremento de la aportación nacional permitida para los casos en que "sea muy inferior" a la necesaria. Otra medida consiste en garantizar apoyo por jubilación anticipada (actualmente concedido sólo a pescadores) a otros trabajadores, como los de las subastas o puertos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios