Aumentan un 1.000% las reclamaciones por fraudes a través de banca electrónica

  • Por comunidades, fueron Madrid, Andalucía, Comunidad Valenciana y Cataluña las que más quejas registraron.

Las operaciones fraudulentas realizadas a través de banca electrónica, conocidas como 'phishing', registraron un "fuerte aumento", según el Banco de España. El número de quejas presentadas por los usuarios por este fenómeno crecieron más de un 1.000 por ciento en 2007 respecto al ejercicio anterior, según datos del Banco de España. Por Comunidades, fueron Madrid, Andalucía, Comunidad Valenciana y Cataluña donde surgieron más reclamaciones, aunque observando el volumen de actividad, los porcentajes más altos se registraron en Canarias, Extremadura y Asturias. 

El 'phishing' es una operación fraudulenta realizada a través de la banca electrónica; y en España aumentaron las quejas de los usuarios al respecto más de un 1.000 por ciento en el último ejercicio. Los datos del Banco de España, que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez, desvelan que el mayor crecimiento de las quejas de los consumidores se refirieron a la falta de diligencia de las entidades financieras. Su aumento fue de un 133 por ciento.

Además, los clientes de banca electrónica presentaron reclamaciones por incidencias en transferencias -con un aumento del 121 por ciento-, subrogaciones (+93 por ciento), intereses aplicados en tarjetas (+68 por ciento), comisiones y gastos (+63 por ciento) y discrepancias sobre anotaciones en cuenta, que registraron un aumento del 50 por ciento. Destaca también el aumento de las reclamaciones por transferencias dentro del territorio de la Unión Europea (+44 por ciento), horarios de pago (+41 por ciento), falta de información y documentación (+39 por ciento), inclusión en registros de impagados (+36 por ciento) y herencias (+30 por ciento).

El Banco de España también destaca que "han adquirido relevancia" las quejas de los usuarios respecto a las condiciones aplicables a los denominados "depósitos estructurados", sobre todo en lo relativo a la cancelación de éstos. En total, fueron presentados 5.736 escritos de reclamación, lo que supone un aumento del 4,8 por ciento respecto al año anterior.

A pesar de que el aumento de las reclamaciones se produjo en todas las áreas, fueron los préstamos y créditos los que concentraron la cuarta parte del total de quejas presentadas, como ya sucediera en el ejercicio anterior. 

Por comunidades, fueron Madrid, Andalucía, Comunidad Valenciana y Cataluña las que más reclamaciones ostentaron, aunque si tenemos en cuenta el volumen de actividad financiera, los porcentajes más altos se registraron en Canarias, Extremadura y Asturias.

Del total de quejas presentadas, los bancos concentraron el 53,4 por ciento del total, mientas que un 33,4 por ciento correspondió a las actuaciones de cajas de ahorro. No obstante, de los expedientes que fueron resueltos, el 37,5 por ciento concluyó con el envío al reclamante y a la entidad de un informe del Banco de España, de los cuales el 35,5 por ciento fue favorable al reclamante y el 51,1 por ciento desfavorable.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios