Asaja cree que la reforma del algodón acentúa la "agonía" que vive el sector

  • Las organizaciones agrarias critican a Ebro Puleva por vender su negocio azucarero

La reducción de la superficie para el cultivo del algodón de 70.000 a 48.000 hectáreas en España y el incremento de la ayuda por hectárea hasta los 1.400 euros "no resuelven el futuro del algodón andaluz y tan sólo alargan la agonía del cultivo". Así lo cree la organización agraria Asaja-Sevilla, desde donde ayer explicaron que con la propuesta de reforma de las ayudas pactada el lunes en Bruselas la producción andaluza "será testimonial" y, en el mejor de los casos, se obtendrían 100.000 toneladas de algodón de pésima calidad.

A su juicio, esto obligará a cerrar más de 20 desmotadoras, de las 27 que quedan, por lo que, según la patronal agraria, esta propuesta no garantiza el empleo, la actividad de las desmotadoras ni la industria de suministros.

Por otra parte, ayer continuaron las reacciones al anuncio de Ebro Puleva de que venderá su negocio azucarero. El Grupo Remolachero del Sur se mostró "indignado" con la decisión de la compañía, a la que acusó de haber "engañado a todo el sector remolachero". En el mismo tono se pronunció la organización agraria COAG, que lo consideró "inadmisible", al generar "inseguridad". Algo más optimista fue UGT, que consideró que la venta "no afectará al empleo de las plantas azucareras que hay en toda España".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios