Asaja advierte que revisar la PAC costará al campo andaluz 1.116 millones

  • Critica que la política agrícola de la UE "no tiene rumbo" y asegura que la reforma "desincentiva la producción"

Comentarios 1

La organización agraria Asaja aseguró ayer que los agricultores andaluces dejarán de percibir 1.116,4 millones de euros en el periodo 2009-2012 si se aprueba la propuesta de reforma de la Política Agraria Comunitaria (PAC), tras lo que calificaron de "teatro" y "pantomima" la presentación de la propuesta legislativa el martes por parte de la Comisión Europea.

Las grandes líneas del chequeo a la PAC pasan por eliminar las cuotas lecheras en 2015; suprimir la obligación de dejar en barbecho un 10% de la superficie cultivable; y tender al pleno desacoplamiento (desvinculación) de las ayudas respecto de la producción, afianzando la estrategia del pago único en función de la superficie. Además, el volumen de ayudas directas se reducirá hasta en un 22% en función de la cantidad que se esté recibiendo actualmente para destinar esos fondos a desarrollo rural (actualmente se detrae un 5% de media, porcentaje que se irá incrementando dos puntos al año hasta un promedio del 13% en 2012).

Esos 1.116 millones se desglosan en 648,4 correspondientes al recorte por modulación y 468 millones como nueva detracción por la extensión del llamado artículo 69 a todas las producciones, por el que se detraerá un 10% de las ayudas a todos los agricultores y ganaderos para financiar sectores agrarios en crisis.

Esa cantidad supone además casi la misma que los productores andaluces reciben en un año en concepto de ayudas de la PAC, cifradas en unos 1.652 millones. En concreto en la provincia de Sevilla, los agricultores perderán en ese periodo 290,5 millones de euros por la detracción de ayudas.

El presidente de Asaja Andalucía, Ricardo Serra, calificó de "paripé y teatro" la propuesta presentada por la comisaria del ramo, Mariann Fischer Boel, basada en "la desincentivación de la producción y el desacople de ayudas", además de en "detraer fondos de agricultura para destinarlos a desarrollo rural". Desacreditó así las medidas propuestas porque conseguirán lo contrario de lo que pretenden, que es aumentar la producción para responder al fuerte aumento de la demanda de alimentos.

"La política agrícola comunitaria camina sin rumbo", lamentó Serra, quien mostró su deseo de que Francia, que presidirá la UE en el segundo semestre, junto a España y Andalucía "formen un bloque en contra de la propuesta demencial de la Comisión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios