Andalucía concentra el 24% de la superficie dedicada al regadío en España

  • La mayor parte de la superficie regada corresponde a la Cuenca del Guadalquivir, con un 72% del terreno, seguida de la Cuenca Mediterránea Andaluza, con un 17%.

Los regadíos andaluces concentran el 23,7 por ciento de la superficie total que se dedica en España a la agricultura con este sistema, la mayor parte de ella situada en la Cuenca del Guadalquivir, según los datos extraídos del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2007-2013.

En total, en la región andaluza se dedica al regadío el 18 por ciento de la superficie agraria utilizada, un porcentaje superior a la media nacional, que es del 13,7 por ciento, y más del doble de la de los países de la Unión Europea, tal y como indican estos datos, recogidos en el Informe de Medio Ambiente de 2007.

La mayor parte de la superficie regada corresponde a la Cuenca del Guadalquivir, con un 72 por ciento del terreno, seguida de la Cuenca Mediterránea Andaluza, con un 17 por ciento.

La superficie regable en Andalucía ha experimentado en los últimos años un aumento creciente y sostenido, que se ha notado especialmente en los invernaderos de Almería, la zona de la fresa y de los cítricos de Huelva y el olivar de Jaén.

No obstante, el desarrollo de esta actividad se sustenta en la disponibilidad de los recursos hídricos, por lo que se identifica como un problema ambiental el posible uso inadecuado del recurso por parte de las comunidades de regantes.

El riego localizado o por goteo se extiende por gran parte del territorio andaluz, aunque en grandes zonas todavía persiste el sistema por gravedad, sobre todo en el eje del Guadalquivir sevillano y en las pequeñas superficies de Granada.

Como ventajas de estos sistemas se presenta que entre el 80 y el 90 por ciento del agua de riego que absorben los cultivos es devuelta a la atmósfera purificada, produce biomasa y ejerce de efecto cortafuegos respecto a los incendios forestales, entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios