Andalucía es la comunidad con menor índice de convergencia con la UE

  • Según un informe de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), seis provincias andaluzas se hallan entre las diez provincias con mayor tasa de paro en 2006.

Comentarios 3

Andalucía sigue estando entre las tres comunidades -junto a Murcia y Extremadura- más retrasadas en PIB por habitante, con unos niveles de desarrollo en torno al 80 por ciento del desarrollo medio español, según el 'Balance económico regional (autonomías y provincias) años 2000 a 2006', elaborado por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), donde se apunta que Andalucía es la comunidad que presenta un menor índice de convergencia con la UE, del 74,08 por ciento en 2006, a pesar del incremento del 4,47 por ciento registrado desde el año 2000 en la Comunidad.

Seis provincias andaluzas, en concreto Jaén, Granada, Cádiz, Córdoba, Sevilla, Málaga, además de Badajoz, Alicante, Albacete y Zamora fueron las provincias con menor convergencia con la UE en 2006, según el citado informe, donde también se apuntó que seis provincias andaluzas -todas las citadas excepto Málaga y se suma Huelva- están entre las diez provincias con mayor tasa de paro en 2006.

En cuanto al crecimiento económico por provincias, Almería fue la provincia que más creció en 2006, al registrar incrementos del PIB del 4,27 por ciento, junto a Madrid, Ávila y Albacete, que registraron incrementos del 4,19 por ciento, 4,15 por ciento y 4,12 por ciento, respectivamente. 

Además la provincia almeriense, considerada zona con un alto desarrollo o con una capacidad expansiva superior a la media nacional, fue la provincia con mayor tasa de actividad en 2006 (65,26 por ciento) y la que más empleo generó en el sexenio, con un 23,18 por ciento. También fue una de las diez provincias que registraron el mayor volumen de crecimiento de su población entre 2000 y 2006.

Por encima de la media española de crecimiento económico (3,73 por ciento) también se situaron Cádiz (3,99 por ciento), Murcia (3,95 por ciento), Valencia (3,91 por ciento), Málaga (3,90 por ciento), Huelva (3,89 por ciento) y Guipúzcoa (3,87 por ciento), entre otras, mientras que Teruel, Baleares, Huesca y Tarragona fueron las únicas provincias que registraron crecimientos del PIB inferiores al tres por ciento.

En el sexenio 2000-2006, que Funcas califica como "brillante" para la economía española, las provincias con mayores incrementos del PIB fueron dos provincias andaluzas, Málaga (27,81 por ciento) y Almería (26,86 por ciento), seguidas de Murcia y Ceuta, mientras que las que registraron menores subidas fueron Baleares (13,94 por ciento), Zamora (14,14 por ciento), Orense (14,50 por ciento) y Guipúzcoa (14,67 por ciento).

En materia de empleo, seis provincias andaluzas (Córdoba, Cádiz, Huelva, Jaén, Sevilla y Granada) se encuentran entre las diez provincias con mayor tasa de paro en 2006, todas con más del 13 por ciento. Además Jaén se encuentra entre las diez provincias españolas con menor tasa de actividad (49,44 por ciento).

Además, Funcas indica que el menor desempleo se dio en 2006 en provincias poco expansivas, pero con un bajo crecimiento de la población (Huesca, Teruel, La Rioja y Navarra), frente a la mayor tasa de paro, que se situó en las provincias andaluzas, Badajoz, Salamanca y Ceuta y Melilla.

La publicación considera que el mayor crecimiento del empleo durante el sexenio 2000-2006 se dio en la región mediterránea del Nordeste y correspondió a Almería, Murcia y Granada, así como a algunas provincias andaluzas costeras como Málaga y Huelva y a provincias aisladas como Guadalajara, Tenerife, Baleares y Toledo.

A nivel nacional, el índice de convergencia con la Europa de los Quince, que había subido del 91,82 por ciento al 94,14 por ciento en 2005, se deterioró en el 2006 al bajar al 93,93% del índice medio de la UE debido a la menor renta generada por habitante a consecuencia de la inmigración extranjera, 

El informe desvela que País Vasco y Castilla y León son las comunidades autónomas que lograron mayores incrementos de su índice de convergencia, a pesar de registrar un escaso incremento de la población, mientras que las regiones con mayores incremento de población vieron, en 2006, como su índice de convergencia registraba crecimientos más bajos, e incluso descensos.

Por provincias, la mayor convergencia se dio en las tres provincias vascas, en Madrid, Navarra, en dos catalanas (Tarragona y Gerona), en dos castellano-leonesas (Burgos y Valladolid) y en Zaragoza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios