Alcampo duplicará en cinco años su red de hipermercados en Andalucía

  • La cadena pretende contar con 14 centros en la comunidad, un mercado que aporta el 13% de la facturación nacional · Los precios competitivos en un escenario de desaceleración son su principal baza

Comentarios 3

Corren tiempos difíciles para el bolsillo del consumidor, pero hasta que se demuestre lo contrario las familias tienen la sana y diaria costumbre de seguir alimentando el estómago. Solución: apurar céntimo a céntimo y empujar el carro de la compra a la caza y captura del precio más competitivo. Esa máxima, que repiten los directivos de las principales cadenas de distribución desde que la marejada de la crisis comenzó a azotar sus cuentas de resultados, puede ser la misma que ha convencido al Grupo Auchan, la matriz francesa de Alcampo, a no levantar el pie del acelerador en Andalucía, el que considera su mercado prioritario en todo el territorio nacional.

A punto de cumplir dos décadas desde su desembarco en la comunidad, la compañía ha trazado un ambicioso plan de expansión para ella que le llevará, según confirma Jorge Míguez, director territorial de Alcampo para Andalucía, a duplicar a medio plazo su red de hipermercados. Ese objetivo elevará "en un plazo no superior a cinco años" hasta 14 el número de centros en la región (en la actualidad está presente en Sevilla, Almería, Granada -capital y Motril-, Marbella, Linares y Sanlúcar de Barrameda, este último recién inaugurado el pasado 5 de marzo).

La apuesta por Andalucía, que multiplicaría los 62.000 metros cuadrados de superficie de venta con los que cuenta ahora la cadena, incluye, entre otros, la expansión en el Distrito Este de Sevilla, Armilla (Granada), Garrucha (Almería) y un segundo híper de la provincia de Cádiz. La inversión conjunta para esas siete nuevas aperturas rondará los 210 millones de euros -a razón de 30 millones por proyecto- y se traducirá en una plantilla que podría sobrepasar los 4.000 trabajadores.

Las cifras parecen dar la razón al grupo. Los centros de Alcampo en Andalucía sumaron el año pasado una facturación global de 501 millones de euros, el 13% de las ventas acumuladas en toda España (3.854 millones). Esa proporción convierte al mercado de la comunidad, según Míguez, "en la prioridad" del grupo, de ahí que la estrategia pase por "reforzar la presencia en la región tras un ejercicio, el de 2007, "muy interesante desde el punto de vista de la facturación y del incremento del negocio" que alimenta unas previsiones de crecimiento cercanas al 5% al cierre de este año.

Parte del éxito de la implantación de la cadena en Andalucía se sustenta sobre un cliché de precios asequibles moldeado a lo largo de los últimos 20 años. El grupo francés es consciente de que ahí reside una de sus grandes fortalezas y no está dispuesto a consentir que la arrebaten una bandera tan valiosa, más ahora que la coyuntura aprieta, y bien, los presupuestos familiares. "Estamos en una etapa en la que el consumo se ha resentido. Es el momento de los precios bajos, y ahí tenemos mucho que ganar porque hemos conseguido una imagen muy competitiva que se basa en el trinomio precio-surtido-calidad". De hecho, las marcas propias de Alcampo y la gama Primer Precio -unas 900 referencias que alcanzan hasta un 50% de descuento sobre las primeras marcas de cada producto- sustentan casi el 20% de las ventas de la cadena. "Competimos con Dani como la cadena con precios más bajos y estamos a punto de superarles", asegura el director territorial.

Míguez apuesta por consolidar en Andalucía el área de alimentación, el gran motor de la cadena -"nuestra especialidad", subraya-, pero también por reforzar las campañas de ventas puntuales -las ofertas de temporada, "un auténtico bastión de Alcampo"- y abrir nuevas sendas de negocio, especialmente las vinculadas a las nuevas tecnologías, que conviertan a los hipermercados de la cadena "en una referencia" para el consumidor.

"La alimentación es nuestro punto fuerte, pero los hipermercados tienen que ser mucho más", destaca. Tanto que la enseña de Auchan en Andalucía ha explorado, con éxito, nichos de mercado como el de las agencias de viajes -en el que han cosechado "unos resultados magníficos gracias a los precios"- o el de los seguros.

Alcampo, que en 2007 realizó compras a proveedores andaluces por valor de 178 millones de euros, un 7,5% más que el año anterior, vio reconocida en abril la promoción de los productos de la región con el premio Distintivo de Calidad, otorgado por Landaluz al presidente del grupo, Patrick Coignard.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios