Abertis se hace con la autopista de Pensilvania, un eje clave en EEUU

  • La gestionará por 75 años tras desembolsar 8.300 millones

La importancia y gran afluencia de la autopista Turnpike de Pensilvania (EEUU) ha sido un cebo importante para que varias empresas compitieran por hacerse con su privatización. Finalmente, han sido Abertis, en consorcio con Citigroup y Criteria, la que se ha hecho con la millonaria operación en lo que supone dar un paso más por su estrategia de internacionalización. De esta forma, las tres empresas deberán hacer frente a un coste de 8.300 millones de euros.

El grupo español de concesiones controlado por la constructora de Florentino Pérez (ACS), junto al holding de La Caixa y Abertis serán los que se hagan cargo a partir de ahora de una infraestructura de tal calado, sobre todo porque constituye la mayor privatización de una autopista en EEUU.

Los 12.800 millones de dólares (8.300 millones de euros) que ha costado la operación dejan entrever que no se trata de una carretera cualquiera: sus 801 kilómetros de longitud unen las principales zonas económicas del país. En concreto, enlaza hacia el oeste con Filadelfia y hacia el norte con Scranton, un eje que, a su vez, conecta las autopistas a Boston, Nueva York y Chicago. Asimismo, presenta dos extensiones en el área de Pittsburg. Según los propios adjudicatarios, se trata de una autopista que, pese a contar con 70 años de actividad, está muy consolidada al unir zonas básicas del país y contar con un tráfico de 35.000 vehículos diarios. Por ello se decidieron a hacerse con su privatización a pesar de que la oferta y la puesta en marcha de la gestión para los próximos 75 años ascienden a 14.500 millones de dólares (9.355 millones de euros). De ellos, un 41,4% (unos 3.872 millones de euros) de la financiación correrá a cargo de las aportaciones de capital de los socios y el 58,6% (5.481 millones) se acometerá a través de una deuda bancaria.

La oferta española compitió con otras dos, una de ellas liderada por Goldman Sachs y otra integrada por el grupo australiano Macquarie y la filial de Ferrovial, Cintra. En un comunicado, el grupo considera la adjudicación un "nuevo hito en la historia del grupo" y "un nuevo paso" en la estrategia de internacionalización. Abertis aumenta a más de 4.100 kilómetros la red de autopistas de gestión directa.

La operación está aún a la espera de las autorizaciones por parte del Estado de Pensilvania. Además, en España la CNMV suspendió la cotización de Abertis antes de que el grupo difundiera la noticia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios