ACS utilizará a Iberdrola como palanca para crear una gran eléctrica europea

  • El presidente de la constructora, Florentino Pérez, asegura que negociará con todos los accionistas, pero que no tomará ninguna decisión hasta después de las elecciones · El grupo ganó en 2007 un 24% más

Iberdrola volvió a ocupar ayer un papel protagonista en la actualidad económica, después de que el presidente de ACS, Florentino Pérez, anunciara que pretende utilizar la participación de la constructora en la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán a modo de "palanca" para posicionarse como "accionista industrial de referencia" de una gran eléctrica europea. En este proceso, Unión Fenosa será la "cabecera" -ACS controla el 45,3 por ciento de su capital-, mientras que Iberdrola actuará como trampolín de cara a un futuro proceso de consolidación.

Pérez realizó estas manifestaciones durante un encuentro con analistas, en el que puso de manifiesto el compromiso de su grupo con el sector energético. De hecho, insistió en sus planes de convertirse en accionista de referencia de "una gran compañía eléctrica de tamaño europeo", cuyos activos estarían, en su mayoría, en manos de accionistas españoles. El presidente de ACS, que no dio más detalles sobre cómo materializará el proyecto, indicó que buscará "con el resto de los accionistas y actores implicados" una "solución óptima para el sector en general y para la empresa en particular".

En este sentido, advirtió, no obstante, que no tomará ninguna decisión sobre Iberdrola "hasta después de las elecciones". "El nuevo Gobierno tendrá que decidir claramente la política energética del país y nosotros seremos leales a ella", apuntó Florentino Pérez, que aseguró que a quien más le interesa que Iberdrola vaya bien es a ACS, por lo que "nadie puede decir que no hayamos sido unos accionistas leales".

Tras varios días de rumores, ACS reconoció hace tres semanas que ha mantenido contactos con la compañía pública francesa EDF sobre el sector energético europeo y su interés por Iberdrola y el mercado español, aunque puntualizó que en estas conversaciones no se concretó acuerdo alguno. La constructora española tiene una participación en Iberdrola del 12,4 por ciento: un 7,2 directo y otro 5,2 en derivados financieros. Pérez confirmó ayer que el porcentaje en la eléctrica vasca no ha aumentado desde el cierre de 2007 y que el equity swap (contrato de derivados) a través del que controla indirectamente el 5,2 por ciento vence en junio, si bien se puede ir renovando anualmente sin necesidad de ejecutarlo.

ACS también dio a conocer ayer sus resultados correspondientes a 2007, el primer ejercicio de consolidación por integración global de Unión Fenosa. De acuerdo con los datos facilitados, el grupo obtuvo el año pasado un beneficio neto atribuido de 1.551 millones de euros, un 24,1 por ciento más que en 2006. En cuanto a la cifra de negocio, la consolidación de la eléctrica gallega, que aportó a la facturación 5.966,8 millones, propició un repunte del 53,7 por ciento, hasta los 21.311,7 millones de euros. El beneficio bruto de explotación (Ebitda), por su parte, se situó en 3.490,5 millones , casi tres veces más que en el ejercicio precedente.

El resultado neto del grupo incluye plusvalías, como las obtenidas por la venta de Continental Auto y la operación de Soluziona. Descontando estos extraordinarios, la ganancia se situó en 1.010 millones. Las participaciones de ACS en Abertis, la constructora alemana Hochtief e Iberdrola aportaron 137,6 millones de euros al beneficio, un 69,6 por ciento más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios