Que un siglo no es nada

  • La sede de la Fundación Cajasol acoge desde ayer la exposición dedicada a Paco Alba 'Cien años desde que nació'

  • Habrá una serie de visitas guiadas además de mesas redondas y talleres sobre la muestra

Comentarios 1

El tiempo, a veces, es un reloj, a veces, una arruga, otras, una fotografía en sepia y, en ocasiones, una línea que divide las paredes de una estancia. Una línea temporal que, sin embargo, con el simple hecho de dibujarla, de atravesarla con fechas, con hitos, con rostros y con los retales de una anécdota, dota al ser humano de la tramposa pero tranquilizadora capacidad de controlar el tiempo, de contraerlo, de acercarlo y de hacernos ver que, si queremos, un siglo no es nada. Javier Osuna y Santiago Moreno trazan esta línea en horizontal en una de las estancias de la Casa Pemán, en la sede de la Fundación Cajasol, para invocar con el conjuro más hermoso del mundo, el de la memoria, a una de las figuras más relevantes del Carnaval gaditano, Paco Alba, en el año de su centenario, en el Año Brujo.

Una línea temporal, de 1918, el año del nacimiento en Conil del creador de la comparsa, a 1976, año en el que su cuerpo dejó este mundo y en el que sus coplas se quedaron, "en parte gracias a la labor de la antología que ese mismo año se puso en marcha", dice Osuna, que comisaría la muestra junto con Moreno, en las postrimerías de la presentación de una exposición que ayer se inauguró en la coqueta casa de la plaza de San Antonio con la colaboración de la Fundación Cajasol y del Ayuntamiento de Cádiz.

Habla Javier Osuna, habla Santiago Moreno, habla el alcalde de Cádiz, José María González, habla María del Mar Díez, de la entidad bancaria. Escucha Katy Alba, escuchan sus hijos, escucha Emilio López Prats, escucha la familia Brihuega, escuchan los descendientes de Francisco Barberán, escucha la concejala de Cultura de Conil, Natalia Robles, escuchan los periodistas, escuchan los aficionados. Porque pocos faltaron a la puesta de largo de una exposición proyectada para hacer ver "dos grandes visiones, la de la vida y la de la obra de Paco Alba", además del contexto histórico que envolvía a ambas.

Objetivos que en Cien años desde que nació. Paco Alba 1918-2018 -así se rotula la muestra- se cumplen con creces pues en un solo golpe de vista el espectador pondrá los ojos en los principales hitos de la vida del autor y en una lectura más reposada de los vinilos que basamentan la información de la exposición "seguro que podrán encontrar tesoros ocultos y detalles desconocidos ", tal y como animaba la máxima autoridad de la ciudad.

De hecho, abundaron las caras de asombro cuando el historiador Santiago Moreno explicó que en la casa de la calle Trinidad, 20, en la que recalaron los Alba cuando llegaron de Conil fallecido ya el cabeza de familia, los "acogieron" los Palomar. "No les es desconocido el apellido, ¿verdad?", dejaba caer el comisario mientras que en las cabezas de los visitantes de la muestra se aparecía el linaje del cantaor viñero David Palomar.

Tampoco se quedaron indiferentes los oyentes cuando los comisarios relataron cómo el asesinato de su cuñado, el alcalde republicano Manuel de la Pinta, lo marcó profundamente. "Paco Alba era un hombre de su tiempo, evidentemente, pero hay que tener en cuenta que ese hecho le afectaría profundamente, y no es que fuera un hombre cobarde, que no lo era, y tiene muchas letras de denuncia, pero es normal que después de vivir cómo los golpistas mataron al marido de su hermana estuviera marcado por ese hecho", explicaba minutos después a este periódico Javier Osuna que recordaba, como deja patente en la muestra, que Paco Alba "dice que tenía una pluma de oro guardada para cuando llegara la democracia".

Rieron los visitantes cuando Osuna y Moreno relataron la anécdota en la que los empleados de Obras Públicas le retiran el pobre a la Casa del Niño Jesús Pobre después de que una agrupación de Paco cantara aquello de que "Jesús nunca fue rico", y se emocionaron cuando rememoraron las palabras de Paco en la época que actuaba con 'Los julianes' en el Circo Price de Madrid ya que "echaba de menos Cádiz como un pescado que se asfixia".

La introducción de la guitarra -normalizada por el genio en las agrupaciones que, eso sí, apuntaban los comisarios, no fue el pionero pues ya anteriormente se había experimentado con las seis cuerdas-, el malentendido con los estudiantes con 'Los de fin de curso', la creación de la comparsa -con sus precedentes porque como recuerdan "Paco no pretende crear otra cosa ni las cosas salieron de un día para otro"-, el abucheo del Falla volcado con 'Capricho andaluz' de Martín y el posterior reconocimiento también tienen cabida en esta exposición sobre el más grande carnavalero junto con el Tío de la Tiza y Cañamaque.

Una muestra que se complementa con los libretos y carátulas (expuestos en las vitrinas) y con la oportunidad de escuchar a sus agrupaciones, "excepto a la primera de ellas, 'Los vendedores de marisco' de la que no existe grabación", explicaron los comisarios que, de alguna manera, también destacaron una realidad de la que los carnavaleros del presente y del futuro debieran tomar nota. Y es que la excelencia de Paco Alba fue producto de su talento natural y de sus conocimientos musicales y culturales porque "sobre todo fue un hombre muy leído, sus conocimientos seguramente eran más de lo que reflejaban sus títulos".

Otras actividades

Además de que los artífices de la exposición anunciaron que se celebrarán actividades alrededor de la muestra como visitas guiadas, mesas redondas y talleres, el centenario de Paco Alba también contará con otras interesantes iniciativas. Así, Ayuntamiento y Universidad de Cádiz participan en la edición del libro Al habla con Moreno y Chatín. Puntas y puntales de Paco Alba (1918-2018), de Javier Osuna, que se presentará el 8 de febrero y que, como adelantó el propio Osuna, se repartirá el día 9 en el Falla durante la Gran Final del Concurso de Agrupaciones. Otra de las actividades del centenario tiene que ver con la inclusión de la ruta contada y cantada Cádiz y Paco Alba de la empresa 1d3milhistorias que se realizarán el 13 y el 16 de febrero. Además, hay que recordar que el XXI Congreso del Carnaval llevará por título Paco Alba y su tiempo y se celebrará el 30 de noviembre, 1 y 2 de diciembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios