El protocolo en el coliseo

¿Cómo se sienta el Falla?

  • Organización, protocolo, medios y público en general conviven en en el teatro durante el Concurso. Cada día se venden unas 990 entradas, de las 1.227 del aforo total y se reservan otras 114.

Vista panorámica del teatro Falla Vista panorámica del teatro Falla

Vista panorámica del teatro Falla / R.D

Quién se sienta cada noche en el Teatro Falla durante el Concurso Oficial de Agrupaciones? ¿Dónde se acomoda el protocolo, los autores, invitados y los medios? ¿Cuántas localidades están a la venta y cuántas están reservadas? La Junta del COAC acordó reducir las entradas protocolarias, liberando palcos y otros asientos para su venta al público. De modo que el reparto de ‘habitaciones’ en la casa de los ladrillos coloraos es otro, pero cada morador tiene la suya asignada. Y éste es el plantel.El dato genérico es que de las 1.227 entradas de aforo del coliseo, se amortizan unas 990, aunque no todas están a la venta, según fuentes municipales. Es decir, que son de pago, pero hay un porcentaje previamente reservado para las agrupaciones, dos por componente en la fase clasificatoria (el año pasado se mantuvo todo el Concurso).Aparte, hay otras 114 localidades reservadas para aquellos usuarios que no tienen que pasar por taquilla, y que se distribuyen mayoritariamente entre palcos platea y principales. Son las entradas para parte del protocolo, medios, patrocinadores y jurados (el oficial del COAC y el de la Asociación de Autores, que otorgan los tres premios que concederá en esta edición: Los dos premios del concurso de Coplas de Andalucía, el del nuevo concurso de letras a Camarón de la Isla y los de ‘Lo mejón de lo mejón’). En un simple vistazo al teatro, hay espacios fácilmente identificables por el aficionado, como es el palco municipal, donde se sientan autoridades e invitados, –aunque no computa en el aforo total–, el de los distintos medios radiofónicos y televisión en los tornavoces y palcos anexos, además de los dos palcos del jurado oficial y el foso para la prensa y medios digitales (tampoco computan en la entrada). También están los espacios reservados para el pregonero, que en caso de que coincida en el teatro con personas con movilidad reducida cede su palco y se reubica, y el de antifaces de oro, que cuentan con un palco menos que la pasada edición. Pero hay otros rincones de esta gran casa que parte del público ocupa por invitación o por reserva. Aparte de los palcos de los jurados de coplas que se reseñó anteriormente, se encuentran los palcos para patrocinadores del vino y del photocall del hall del teatro, de las entidades bancarias con las que el Ayuntamiento ha realizado convenio, como Cajasol y Unicaja, y el palco de la propia Junta del COAC, que también dispone de uno menos que el pasado año y pasa a ocupar uno municipal como organizadores del concurso. Los colectivos sociales y otros invitados del Ayuntamiento también acceden a dos palcos reservados cada día, que va por solicitud. En el resto del teatro se reparten dos butacas por día reservadas para el notario del concurso, y ya en paraíso los asientos de autores con credenciales, dos entradas para Cajasol y, por último año, dos entradas por miembro del jurado de adultos y de infantiles, así como todos los antifaces de oro con credenciales. Entre otros palcos liberados figuran el de las ninfas, uno que ocupaba la televisión para su set y dos de la prensa escrita, que han salido a la venta.Por concretar en cifras, de los 18 palcos platea, seis están reservados (para antifaces, televisiones, pregonero, movilidad reducida y jurado de autores), y 12 a la venta al público en general.En la planta primera, de los 22 palcos principales, son 7 los que se reservan (Junta Coac, colectivos invitados, jurado oficial, Cajasol, Unicaja y Canal Sur Radio). Los 15 restantes se ponen a la venta. En gallinero hay alrededor de 400 plazas a la venta. Pero aquí se acomodan los antifaces de oro y los autores con credenciales, para los que se libera una parte, aunque no es proporcional al número total, pues no suelen coincidir cada día. De lo contrario, el aforo quedaría muy superado.El respetable que paga rigurosamente su entrada ocupa prácticamente el patio de butacas al completo, con espacio para 324 aficionados, así como los palcos segunda, que son 14 que salen a la venta, además de anfiteatro, con sitio para 128 personas.Entre las novedades de este año hay destacar que cada agrupación también tiene reservada para su compra dos entradas por componente, pero sólo en la fase clasificatoria. Se han eliminado las duplicidades en las credenciales de autores, y las duplicidades por autoría y antifaz, de modo que tienen que elegir una u otra. Asimismo, los autores sólo pueden acceder con su credencial hasta la fase que alcance su agrupación, por lo que dejarán libres más entradas a medida que avance el concurso. También salen a la venta las diez entradas por día que se repartían el pasado año entre los antifaces y los autores.Así conviven los habitantes del Teatro Falla durante el Concurso. Cada uno en su espacio, y el Carnaval en el de todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios