si caminito del FALLA

Un regreso sonado a la comparsa

  • Kike Remolino mira "lo bueno y lo malo de Cádiz" desde las alturas en la piel de 'Los campaneros'

  • En el bar La Palma se dan cita familiares y amigos de la agrupación

Kike Remolino, durante la sesión de maquillaje en el bar La Palma. Kike Remolino, durante la sesión de maquillaje en el bar La Palma.

Kike Remolino, durante la sesión de maquillaje en el bar La Palma. / julio gonzález

Dice Sara Romero que adora a Enrique García Rosado "y no tanto a Kike Remolino". El autor explota en risas, "no me digas eso Sara, y más este año, ¿que no me digas que no estoy desconocido?". La maquilladora, sin dejar de afanarse en el rostro del creador de 'Los campaneros', nos guiña un ojo. Lo hace rabiar. "Son muchos años... Nos conocemos desde muy chicos. Catorce o quince años hace ya, ¿no Kike?". "Yo creo que la primera vez que me pintaste fue para 'Las estaciones'..." Echan cuentas, se ríen un rato. "De verdad -nos dice Kike-, que hasta Sara me lo ha dicho antes, estoy este año muy tranquilo. Será que este regreso a la comparsa lo he hecho muy bien rodeado, entre amigos".

Un regreso sonado. Y tanto. 'Los campaneros' son lo que anuncian, campaneros. "Tampoco voy a contar nada nuevo si digo que esta no era la idea inicial porque en la primera coincidíamos con Ángel (Subiela) y, bueno, si nosotros lo podíamos cambiar... Así que sin problemas", reflexiona el carnavalero al que "a principios de verano" le picó el gusanillo de la comparsa con mira a Cádiz, "lo bueno y lo malo", desde las alturas.

"Lo hablé con Salva y le dije que si el Tato, Angelín, Joselito, Cornejo y un par de la chirigota se animaban pues yo me tiraba. Y así fue. Si ellos llegan a decir que no, no creo que hubiera tirado para adelante", confiesa el autor que asegura que a la hora de ponerse a escribir su parte chirigotera le aporta "más" a la comparsa que su parte comparsista le aportaba a la chirigota.

Está tranquilo Kike. E ilusionado. "Aunque suene a tópico" lo que quería era "disfrutar", "estar con un grupo bueno de gente" y "la verdad que han sido cuatro meses de ensayo muy buenos aunque con momentos duros". Tan duros como la pérdida de José Antonio Valdivia, suegro de Jesús, uno de sus componentes, "y gran amigo y consejero nuestro" y de Manolo Cornejo. "Pero todo esto también nos ha unido más", decide.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios