Polémica por la eliminación de los recesos en las funciones

El negocio sin descanso

  • Los hosteleros se consideran damnificados por la decisión del Patronato de eliminar los descansos

  • El concesionario de la barra del teatro dice que las condiciones del pliego de condiciones "no eran estas"

Foto: Jesús Marín Foto: Jesús Marín

Foto: Jesús Marín

Comentarios 2

La decisión del Patronato del Concurso de suprimir los descansos de las funciones, tanto en la fase semifinal que arrancó ayer, como en la Gran Final, en la que había tres, ha causado un indisimulado malestar entre los hosteleros, tanto los de la zona como incluso el concesionario de la barra del teatro, Francisco Toro, que ayer tarde reconocía a este diario que la medida se ha tomado "sin consultarlo con nadie ni tan siquiera informarnos de esta posibilidad".

Diario del Carnaval realizó ayer una ronda por muchos de estos negocios para comprobar el grado de disgusto de los hosteleros con los gestores del certamen carnavalesco.

La barra del ambigú

Francisco Toro, que lleva años consiguiendo la explotación de la barra del Falla, afirmó que el 90% de sus ingresos "sale de los descansos, el resto es un chorreo, pero cuando verdaderamente podemos hacer negocio es en los descansos". Además reconoció que "los días más fuertes del Concurso son precisamente estos cuatro que vienen, las semifinales y la final, por lo que tengo que decir que a mí la medida no me ha agradado, menos aún teniendo en cuenta que no se nos ha explicado nada, así que habrá que ver cómo va la caja, pero evidentemente me temo que notaremos un descenso con respecto a otros años".

Francisco Toro indicó igualmente que las personas que abarrotan el gallinero estos días "no van a querer bajar para cinco minutos y perder su sitio, por lo que si sube alguien será gente del resto de las localidades, lo que digo un chorreo, creo que es la palabra más adecuada, pero desde luego la medida es mala para nuestros intereses".

Se queja también Toro de que la medida se haya tomado en mitad del Concurso, y no antes de que este arrancara, cuando las condiciones para la explotación de la barra del Falla fueron publicadas en los conductos reglamentarios. Al preguntarle si habría pujado por hacerse con la concesión de la barra en ese caso aseguró que "pues ahora mismo no lo sé, quizá cuando pase esta primera noche podré hacer una valoración más real de lo que nos vamos a encontrar. Pero sí que cambiar las condiciones con el contrato ya firmado es cuando menos raro y nos puede repercutir negativamente".

La Bella Italia

Antonio García Saltares, propietario del restaurante La Bella Italia, estaba también bastante molesto por esta medida tomada por el Patronato. "Para nosotros es una mala medida, porque el descanso es el momento de más venta que tenemos, así que lo vamos a notar bastante".

Hay muchas personas que dejan sus pedidos realizados antes de entrar en el teatro y que los recogen en el descanso.

García Saltares sigue con sus críticas al comentar que "cada vez que toman una decisión es en deterioro de los hosteleros, no cuentan con nosotros para nada, que estamos aquí todo el año aguantando como podemos para que cuando llega el mes del año más importante nos pongan obstáculos y hagan que los negocios no funcionen como pueden. Siempre ha habido descansos y no ha pasado nada. Son espectáculos de muchas horas de duración en los que vienen bien. Si un día la función es muy buena, con grupos interesantes, pues nadie va a querer perdérselos".

Sobre el día de la final va a más y comenta que "hemos pasado de tener tres descansos a no tener ninguno, no me parece lógico. Los empresarios estamos esperando que llegue el Carnaval para poder recuperarnos un poco y la medida que han tomado me parece muy desconsiderada. No han pensado en nosotros, como siempre".

Su última queja iba dirigida a las formas que han rodeado esta decisión del Patronato. "Si por lo menos lo hubiéramos sabido hace un mes, antes de prepararlo todo, habríamos podido prepararnos, pero ahora ya tenemos incluso a personal contratado de refuerzo para estos momentos y hemos hecho acopio de productos pensando en el volumen de venta habitual de cada año, con los descansos. Todas nuestras previsiones se han ido al traste".

Bar Falla

José Mari, encargado del Bar Falla, también tenía claro que la medida es perjudicial para los intereses de la hostelería. "Nos han cogido un poco de sorpresa. Vamos, yo de hecho me he enterado esta mañana, cuando ya teníamos todos los planes hecho en cuanto a reservas de productos. Creo que para toda la hostelería de la zona es bastante malo porque aunque se trabaje entre agrupación y agrupación los descansos eran cuando las consumisiones eran más importantes".

Sobre la Gran Final también comentó que "son muchas horas para que no haya ni un descanso, creo que eso la gente lo va a llevar mal, porque para poder salir se tienen que arriesgar a perderse alguna agrupación. Por lo menos deberían haber dejado un par de descansos".

Bar Ducal

Andrés, del Bar Ducal, no quiso valorar demasiado la polémica suscitada por la supresión de los descansos. "Nosotros la verdad es que estamos trabajando, así que si lo han hecho pues ellos sabrán".

Hamburguesería Laly

En la hamburguesería Laly, en la calle Sacramento, y también uno de los locales donde más colas se forman en los descansos, su encargado comentaba que "para nosotros es muy mala esta medida que han tomado. Nos gustaría que dieran marcha atrás y que no sólo pensaran en los que están cantando sino también en toda la hostelería de la zona, para la que esta decisión ha sido algo que nos ha cogido por sorpresa. Algunos ya teníamos los planes hechos y ahora hay que cambiarlo todo", comentó.

El público

Entre el público asistente a la función de ayer no había una opinión muy unánime al respecto. En el patio de butacas los había como Fede, llegado desde Sevilla tras haber comprado las entradas por internet, que afirmaba que "hay tiempo para salir a tomarse una cervecita y una tapita entre una y otra agrupación, antes de un coro por ejemplo, que suelen llevar montajes más complicados. Lo de los tres descansos en la final me parecía demasiado, aunque al menos un descanso en la final sí que no estaría mal. Por 20 minutos tampoco va a pasar nada".

Eduardo, de Chiclana, sí que prefería los descansos. "A mí, que me cuesta mucho trabajo conseguir una entrada, no me gusta perderme nada, así que la medida me ha molestado, pero bueno, lo que he hecho hoy (por ayer) ha sido cenar algo antes de entrar, porque yo de mi butaca no me muevo", decía sonriendo.

Las explicaciones

Por su parte, algunos miembros del Patronato con los que tuvo la oportunidad de hablar anoche este medio, indicaron que la medida se había tomado "por el bien de los grupos", y que cuando se consultó con asociados de sus entidades "todo el mundo se mostró de acuerdo en hacerlo de esta manera".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios