La inspiración nunca descansa

  • 'Don Taratachín', el coro de Pardo y Rivas, rinde homenaje a ese duende capaz de alumbrar las ideas de los autores

  • El grupo prepara sorpresas este concurso

El duende de la inspiración es caprichoso. Se esconde si lo buscan y te toca con su bastón en el momento más insospechado. A esa duende esquivo le han puesto cara -y hasta nombre- este año Julio Pardo y Antonio Rivas. 'Don Taratachín' lo han bautizado y ayer, con su barriga, su cara atribulada de sonrisa histriónica, fue cobrando vida en el bar 'La penúltima', en la calle Solano, donde sus componentes pasaron buena parte del día para prepararse de cara a su actuación. Allí estaba Antonio Rivas, tranquilo, conversón, recordando anécdotas de una vida vinculada casi desde siempre al mundo del Carnaval. 25 años después de que su unión con Pardo diera como fruto aquel primer premio de 'La tienda la cabra', que abrió paso a un binomio que luego ha cosechado muchos más, el prolijo autor reconocía que era un tipo que llevaba años rondándoles la cabeza. "Queríamos hacer un coro alegre que representara a ese duende de la inspiración que visita a los autores del carnaval. A cualquier hora, de noche, en medio de un sueño, suena el bastón del duende en el cristal de la ventana y te despierta esa idea que no puede dejarse escapar".

Rivas no sale en el coro tampoco este año. "Cuando comencé a escribir para la comparsa tuve claro que no podía ensayar, porque esas dos o tres horas son las que yo tenía que aprovechar para escribir". Eso le da la ventaja de ver el coro desde fuera. "Procuro ir al menos una vez por semana, o un par de veces, y desde fuera se observan pequeños fallitos que quizá dentro no se aprecien. Es bueno. Lo hablo con Julio y lo corregimos".

Mientras el coro prepara en la calle Solano el pasacalles a caja y bombo con el que emprenderá el caminito del Falla, Rivas cuenta que 'Don Taratachín' es una apuesta arriesgada, "porque quien no arriesga no gana", y que rendirá un homenaje a cada modalidad del concurso. "Ha tenido mucho trabajo pero con este grupo da gusto porque siempre se atreve con todo", indicó, sin desvelar la sorpresa que tienen preparada.

Entre los componentes estaba Jose Antonio García Muñoz Tuffi, que el pasado año fue condecorado con el Antifaz de Oro y que sigue fiel a Julio Pardo, con quien sale desde el año 1994, cuando se estrenó con 'El coro', también primer premio. "Es un coro muy alegre, casi chirigotero, algo que nos gusta muchísimo". Eso sí, este año los componentes del coro van a tener que cargar durante todos los carnavales con una prominente barriga postiza para dar vida a Don Taratachín, que se come hasta los papelillos en salsa. "Pues sí, a ver como los llevamos en los carruseles", confesaba Tuffi.

Apoyando a su coro, como siempre, también estaba Juan Rivero, ex componente durante muchos años de la cuerda de segundas, donde se le podía ver junto a Juan Lucena, el eterno y eficiente director de la agrupación. ¿Otro pal ropero Juan? "Vamos a intentarlo, vamos a ver cómo se da el Concurso. Ganas no nos faltan", dijo antes de iniciar el pasacalles donde sonó el taratachín de Cádiz bien fuerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios