Domingo de Piñata

Un epílogo a la altura

  • El Carnaval 2018 echa el telón con una intensa jornada de coplas en la calle

'El yihadista andalú', en Mateo de Alba. 'El yihadista andalú', en Mateo de Alba.

'El yihadista andalú', en Mateo de Alba. / Germán Mesa

Son ya muchos días de caminatas, de aguantar parados de pie, de ir de aquí para allá... pero las ganas de coplas no se acaban, por mucho que lo diga el calendario. Llegó el Domingo de Piñata y nos vemos obligados a decir adiós a otro Carnaval, pero no será por lo que nos pide el cuerpo. Con las ganas del primer día miles de personas inundaron las calles del Centro de Cádiz para despedir la fiesta por todo lo alto en otra gran jornada en lo climatológico, con sol y una temperatura más que agradable.

Los coros tomaron por última vez sus bateas en este 2018, con epicentros en el Mercado Central y la plaza Mina. Un día señalado para muchos, con el tradicional entierro del tango que hicieron juntos 'Rockola' y 'Vive, sueña, canta' en la plaza Mina. También cantaron a porfía el coro de Faly Pastana, 'Los chimenea', y la comparsa de Sevilla 'La inoportuna' en El Cañón, o el cuarteto de Gago y el primer premio de romaneceros de este año, el sanluqueño Álvaro Ballén con su 'El diablo viste de Eutimio' en San Lorenzo. 

Fue en esa zona, en el entorno de la calle Sagasta, donde las agrupaciones callejeras se hicieron fuertes, lejos de los grandes grupos de gente y del ruido. En Mateo de Alba el Showmancero recordó con arte su incidente del pasado jueves, cuando les lanzaron un cubo de agua mientras daban un pase en Armengual. Cerquita, 'El yihadista andalú' esperaba su turno y en Argantonio ponían orden 'L@s susceptibles', con 'Los caminantes blancos' recordando su pasado como balconettis de espectadores en un balcón cercano. En Rosario Cepeda, cómo no, la genial Shirigota rockera con sus 'Jamon York Dolls' tenía su campamento base y subiendo hacia Sacramento, en la puerta del Palacio de Recaño, la chirigota de Sevilla 'Campeones por cojones'.

Una inmensa oferta para satisfacer la demanda de un público que no se cansa de coplas. Menos mal que sólo queda una semana para el Carnaval chiquito. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios