Dos entidades critican a Fiestas por no concederles la subvención

  • El Club de Empleados Municipales y La Palma-El Purri lamentan la tardanza en la resolución

Dos entidades han mostrado en los últimos días su malestar con el reparto de las subvenciones por parte de la Delegación de Fiestas para las celebraciones del Carnaval. Una de ellas es la peña La Palma-El Purri, que lamenta que solicitó la ayuda al Ayuntamiento el 23 de noviembre para su concurso de romanceros y que el 23 de enero se procedió a la concesión en régimen de concurrencia competitiva de las subvenciones, comunicándose a finales de dicho mes a las entidades beneficiadas. "El 2 de febrero preguntamos al Patronato del Carnaval sin tener contestación al objeto del mismo. Y esa tarde llamaron al presidente de la peña notificándonos que no teníamos subvención, pero que por el contrario nos decían que si con nuestros medios seguíamos para adelante, se lo comunicásemos para meterlo en el programa oficial". La entidad critica que no les han comunicado la decisión en tiempo y forma "y en segundo lugar nos lo notifican por una llamada telefónica, por lo tanto nos han metido en un lío porque ya estaba publicado en los medios y con más de 15 romanceros inscritos".

Por su parte, el Club Social de Empleados Municipales ha denunciado que se ha quedado también sin la subvención, "unido a la tardanza, el pasado viernes, en comunicarlo, aunque nada por escrito de momento, sino por teléfono y porque estábamos preguntando insistentemente, se nos dice que hemos quedado segundos en la reserva o lo que es lo mismo: que dos entidades tendrían que renunciar, algo que era evidente no iba a suceder". La entidad asegura que "por lo que dicen, el concurso no ha sido valorado lo suficiente porque no ha tenido continuidad, por lo que si ese es el motivo principal, nunca seremos subvencionados, salvo que se caigan algunos de los concursos y eventos propios del Carnaval. Se nos dice, igualmente, que se ha puntuado según baremo y así se ha resuelto, pero no encontramos ninguno en el que no reunamos los requisitos para ser valorados con una puntuación alta". Por todo lo dicho, el Club Social se ve obligado a no poder convocar el concurso, "porque ante la tardanza en decirnos la resolución, nos han dejado sin margen de tiempo para buscar otras opciones alternativas, no obstante, anunciamos que nos hemos puesto a trabajar para celebrarlo el próximo verano". La entidad lamenta que en estas decisiones "parece que los responsables políticos quedan doblegados por los tecnócratas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios