Quinta sesión de cuartos

Un duelo que para el tiempo

  • Las comparsas de Tino Tovar y Juan Carlos Aragón sobresalen con sus letras en la penúltima noche de cuartos

  • Gago, Pardo y Cascana también destacan

'Tic-tac, tic-tac'. 'Tic-tac, tic-tac'.

'Tic-tac, tic-tac'. / Manuel Esteves

Cómo engrandece a este Concurso el gusanillo de la competición, más aún tras unas preliminares tan descafeinadas por los efectos del apto y no apto. Nada como la pasión de un choque de trenes en una misma modalidad, el mano a mano entre dos grupos para coger posiciones de cara al premio final. Anoche el tiempo se detuvo y el Falla vibró con el apasionante duelo entre dos comparsas, la de Tino Tovar y la de Juan Carlos Aragón. El fuego cruzado de pasodobles deslumbró en una función en la que también sobresalieron el coro de Julio Pardo, el cuarteto de Gago y la chirigota del Cascana.

Golpeó primero, antes del descanso, la comparsa de Tino Tovar, que se confirmó como favorita con una actuación casi redonda. La sensibilidad del autor, su manera tan particular de decir las cosas y que echaremos tantísimo de menos si cumple la amenaza de descansar, brilló en dos pasodobles de relumbrón. El primero para sus miedos, una íntima reflexión que nos tocó la fibra. El segundo, más combativo, para los problemas de la juventud. Un popurrí completísimo compensó el pequeño bajón en los cuplés. Con todo, a esta 'Tic-tac, tic-tac' le queda tiempo para seguir enamorándonos con cada pase en el Falla.

Ya bien enfilada la madrugada, le llegó el turno de respuesta a 'Los mafiosos', que subió su apuesta respecto a su primer pase con grandes letras. Despuntaron los pasodobles, el primero crítico con el sistema político y el segundo, en tono mucho más dulce y poético, para las sonrisas. Una mezcla que resultó muy efectiva, defendida además de manera impecable. No se quedaron atrás los cuplés, por encima de la media de la modalidad y con una música que ayuda muchísimo a que la letra surta efecto. Musicalmente es una joya y sus letras de anoche fueron más que convincentes. Completó la terna de comparsas 'Juan sin miedo'. Sus letras, algo enrevesadas, fueron para un triángulo amoroso y para un padre adoptivo.

Cambiamos de modalidad con otro candidato a todo. El cuarteto de Gago ganó terreno en la batalla por los premios aumentando el nivel de su repertorio y reinvindicando su estilo. Mucho ingenio, como el "Nintendo ni quiero entender" de su parodia. De menos a más, explotaron en una tanda de cuplés genial, sobre todo el primero con el tema del referéndum de fondo, y cerraron su pase con un enorme tema libre. Cuarteto clásico, cuarteto de Cádiz.

En coros, el de Julio Pardo y Antonio Rivas apostó por la denuncia en sus tangos, mejor en música e interpretación. El primero fue para la violencia machista y el segundo en defensa de la libertad de expresión en el Carnaval. No lucieron los cuplés, para Oriol Junqueras y para Fernando Alonso. La inspiración surgió con más fuerza en presentación y popurrí, sus coplas más potentes. Tras el descanso llegó el coro de Nandi Migueles, que esta vez sí sonó a coro de Nandi Migueles. Mucho mejor la interpretación y también la letra de sus tangos, para los miedos -curiosa coincidencia con Tino- rematada con una defensa de la libertad de expresión en el Carnaval y para las mujeres que forman parte de la orquesta del coro. Fallaron en cambio los cuplés. No termina de ser redondo.

Sí trae una propuesta absolutamente convicente la chirigota del Cascana, que la volvió a formar con su humor golfo y su ironía. De su tanda de pasodobles sobresalió el segundo para Willy, componente de la chirigota, y Lola, su mujer y principal apoyo. Uno de los grandes momentos de esta fase, pocos pudieron contener las lágrimas. Y de la emoción a la risa, porque también mantuvieron el tipo con los cuplés. Fueron para las estampidas en la Madrugá de Sevilla y para Andrea Janeiro, con un genial desarrollo. El popurrí está entre los mejores de este año en la modalidad y la idea que defienden, con un gran fondo, tiene al público entregado. Antes, la chirigota del Taca y David Amaya entretuvo al respetable con un digno repertorio, en el que destacaron los pasodobles. Hilados a partir del tipo, fueron para Juana Rivas y para los "Patronos del Carnaval", los que hacen que la fiesta siga adelante. Simpáticos los cuplés, para Pacoli y para Andrea Janeiro. Cerró la función, ya casi a las tres de la madrugada, la chirigota de Chiclana de Los Molina, con su ya clásico compás. Pinchó en el remate el primer pasodoble, demasiado vehemente, para los incendios provocados en Galicia. Mejor el segundo, para lo duro que es para un padre marcharse a trabajar fuera. Simpáticos cuplés para Andreíta y para Pacoli, dos de los temas estrella de este Concurso. 

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios