"Si le dan a Puigdemont, que aguante como todos"

  • El alcalde dice que quien se rasgue las vestiduras por la crítica carnavalesca "no tiene ni idea de las entrañas de esta fiesta"

Un chirigotero de la agrupación 'El circo de la sombra', también caracterizado como Puigdemont. Un chirigotero de la agrupación 'El circo de la sombra', también caracterizado como Puigdemont.

Un chirigotero de la agrupación 'El circo de la sombra', también caracterizado como Puigdemont. / Julio González

Comentarios 5

El Carnaval es un cachondeo muy serio. Más aún si se meten por medio denuncias a jueces y fiscales, como si la censura nunca hubiera desaparecido. Porque la parodia de la chirigota chiclanera ha provocado el absurdo escándalo de quien no entiende nuestra fiesta, que es nuestra, por mucho que ahora la globalización, las redes y youtube hagan de gigante cable conductor.

No es la primera vez, ni la última, que una letra escandaliza, que una parodia duele, pero se trata de eso. De hecho, incluso el alcalde de Cádiz, José María González, preguntado ayer por este medio tiene clara su opinión. "El carnaval -dijo- es una fiesta popular, que en el caso de Cádiz, conforma una parte esencial de su identidad cultural. El carnaval es provocación y es transgresión. Es auténtica salud psicólogica suministrada con sentido del humor. Por eso, intentar rasgarse las vestiduras ante el sarcasmo o la crítica propias del carnaval, es no tener ni idea de lo que se mueve en la propia entraña del carnaval, que no es más que la creatividad de la subversión. Si le dan a Puigdemont que aguante con alegría y dignidad, como hacemos todos los demás cuando catamos", afirmó.

Y es que parece claro que el presidente en funciones de la Generalitat, a quienes algunos ciudadanos anónimos defienden a capa y espada desde Cataluña, incluso con llamadas a esta redacción para calificar de "intolerable" la parodia de 'La familia Verdugo', va a ser uno de los personajes del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios