Las coplas verdes de Los viejos sicalípticos

  • Los componentes de la murga de 1926 acabaron en la prevención ya que cantaron unas letras 'inapropiadas' en el concurso

Entre las diversas agrupaciones que salieron en el Carnaval del año 1926 destacó la murga 'Los viejos sicalípticos' que dirigía Manuel González García. Como era preceptivo, su director, con fecha 29 de enero del citado año, dirigió la siguiente instancia al Ayuntamiento: "Sr. presidente de la Comisión de Fomento. El que suscribe, Manuel González García, natural de Cádiz, que habita en San Félix número 14, con cédula personal, a Vd. se dirige para que deseando de recorrer las calles de esta ciudad durante los tres días de Carnaval y domingo de piñata y deseando de asistir al concurso con la agrupación carnavalesca 'Los viejos sicalípticos', suplica se digne conceder dicho permiso, gracia que no dudo alcanzar de Vd. cuya vida guarde Dios muchos años. Cádiz, 29 de enero de 1926. El presidente, Manuel González García"

El grupo que componía dicha agrupación era el siguiente: Francisco Luque, Arturo Úvez, Manuel Gómez, José Rueda, Antonio Gutiérrez, Victorino García, Manuel Corral, Miguel Cortés, Eduardo Alma, Francisco Pérez, y Manuel González.

La agrupación también denunciaba en una letra el abuso de autoridad en el Muelle del Carbón

Su indumentaria consistía en abrigos color chinesco, pantalón largo del mismo color, zapatillas, sombreros mascotas y bastón de pitos. Y de instrumentos musicales llevaban un bombo con platillos y caja redoblante.

Organizada por la Comisión Municipal de Iniciativas y Fomento, se celebró el concurso de agrupaciones en el Teatro Circo de Verano, que era un teatro de madera portátil que se había instalado en la plaza de España, junto al monumento a las Cortes, entonces en construcción.

El jurado estaba compuesto por los directores del Orfeón Gaditano, la Banda de Música del Hospicio y el Conservatorio Odero, más el teniente de alcalde Agustín Lahuerta, presidente de la Comisión de Iniciativas del Ayuntamiento, el concejal Agustín Rosetty, Enrique Varela y Miguel Rodríguez.

Al llegarle el turno de actuación a la murga 'Los viejos sicalípticos' se originó un gran revuelo, ya que comenzaron a cantar coplas verdes, ninguna de las cuales se correspondía con las que habían presentado en el Ayuntamiento para su censura, lo que dio origen al consiguiente desconcierto y rechazo por parte del público, por cuyo motivo, cuando se encontraban actuando, un inspector del Cuerpo General de Policía, que presenciaba la sesión en su calidad de delegado gubernativo, subió al escenario y se los llevó a todos detenidos, cosa que hicieron en perfecta formación, marcando el paso y sin oponer la menor resistencia a ello, entre la curiosidad, perplejidad y carcajadas del público que presenciaba el concurso.

Fueron conducidos a la prevención civil, en donde quedaron ingresados y en cuyas dependencias, lejos de perder el buen humor, continuaron cantando, pese a las advertencias que el personal de la misma les hicieran de que guardasen silencio. Cinco horas después, el alcalde, Agustín Blázquez, ordenó fueran puestos en libertad.

Así lo relató Diario de Cádiz: "Con buenas entradas, mejor en la segunda sesión que en la primera, anoche se celebró en el Teatro de Verano la primera parte del Concurso de Comparsas y Chirigotas. Se presentaron en la primera sesión las chirigotas 'Los niños de la Miga y Suárez y su cuadrilla'; a continuación actuaron la comparsa 'Los bufones' y el coro 'Los oculistas'. En la segunda función salieron a escenario las chirigotas 'La troupe húngara' y 'Los viejos sicalípticos', siendo detenidos los componentes de esta última por cantar algunas coplas censuradas por el gobernador. Finalmente se presentó un buen coro carnavalesco, llamado 'Las doce figuras de la baraja y sus ases', con muy buenas voces, un tango que recuerda los del antiguo Rodríguez, un cuplé muy alegre y un poupurrit bastante original. Primer premio. 'Los heraldos de Castilla y León'. Segundo premio. 'Los esquimales groelandeses' y 'Los oculistas', conjuntamente, compartieron el tercer premio.

En lo referente a las murgas no se les concedió premio alguno por estimar el jurado que ninguna de las presentadas reunía "calidad artística".

Uno de los míticos componentes de la chirigota 'Los viejos del 55', Antonio Gutiérrez Ortiz, conocido en el mundo del Carnaval como Lucas, fue entrevistado en 1976 por nuestro compañero Paco Perea. Lucas contó que a los doce años ya trabajaba y tenía el gusanillo de la chirigota. "La primera vez que salí en una agrupación fue en 'Los viejos sicalípticos' ¡Y nos metieron en la prevención! Por cantar letras verdes. También llevábamos una letrilla denunciando el abuso de autoridad de los capataces del Muelle del Carbón, que a la hora de dar faena se las proporcionaban a sus elegidos, no contando para nada los trabajadores que de verdad vivían de esa profesión. Y claro, como se denunciaba una injusticia, un abuso de autoridad y se dejaba al descubierto unos intereses que no sé a quién convenía, nos prohibieron cantar esa copla. Pero nosotros desoímos tal orden y la cantamos".

"Así fuimos a parar a la prevención -continuaba Lucas en la entrevista-. Sí, la que estaba en 'El piojito'. Pero aquí no acaba la anécdota. Sólo estuvimos unas cinco horas, o así, porque en las dependencias nos pusimos a cantar. Nos invitaban a callar, pero tras un breve silencio, otra vez a cantar. ¡No tuvieron más remedio que dejarnos en libertad porque ese mismo día había muerto el jefe de la prevención y estaba de cuerpo presente en el piso primero...!".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios