décima función clasificatoria

Noche de tedio y compás

  • Los pasodobles del Sheriff y el Lacio se salvan de la quema en una función infumable

Los kunfundíos. Los kunfundíos.

Los kunfundíos. / Joaquín Pino

El Concurso entró de lleno en el mes de febrero con la sesión más pobre de lo que llevamos de clasificatorias (y esperemos que ninguna de las próximas funciones le arrebate este dudoso honor). Poco que rescatar, si acaso la chirigota del Sheriff, que hizo reír más con sus interpretaciones que con su repertorio, o el siempre agradecido pasodoble del Lacio.

En una de las pocas noches de preliminares sin coros fue la chirigota de Barranco, en su regreso como autor en solitario a la modalidad, la encargada de abrir fuego. Los pasodobles fueron su mejor baza, con dos músicas diferentes y ambas made in Lacio. También enamoró el compás final de un popurrí con altibajos, como toda su actuación.

A continuación, turno para la esperada reunión de parte del grupo clásico de los Majaras junto al pregonero, Antonio Rico Segura, en un año tan importante para él. 'El ojo de Cai' sorprendió con un curioso tipo de cíclopes y un repertorio un tanto desconcertante, por debajo de un grupo que al menos lo defendió con fuerza. Una comparsa que está lejos, aunque nos duela, de lo que se espera de un grupo con sus credenciales.

La chirigota 'La aguja de oro' llevó a las tablas uno de los tipos con peor gusto que se recuerdan, de trabajadoras explotadas en un taller de costura de la India. A ellos les parecería una buena idea... su repertorio, un despropósito. Tras ellos 'La brillante' demostró que, como decía aquel anuncio, potencia sin control... los excesos en la interpretación deslucieron un repertorio insulso. Tampoco estuvo especialmente acertada 'La comparsa de la reina', mejor en intención -acertada temática de pasodobles, para la violencia en el fútbol base y para la integración de la mujer en la fiesta- que en ejecución.

'Los kunfundíos' remataron una sesión infumable con una propuesta -orientales, pero muy gaditanos- que conectó con el público gracias a la capacidad interpretativa del Sheriff y compañía. El inconfundible compás del pasodoble y los ya tradicionales duelos dialécticos entre el autor y el Lulu eclipsaron un repertorio con muchas lagunas. Tendrán que golpear más fuerte en próximos pases.

Fichas y vídeos de la sesión

Chirigota Chirigota de la Viña

Comparsa El ojo de Cai

Chirigota La aguja de oro

Comparsa La brillante

Comparsa La comparsa de la reina

Chirigota Los kunfundíos

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios