Las dos caras del fallo

  • Los autores que se quedan a las puertas de la Gran Final en cada modalidad encajan de distinta forma el fallo del jurado

En el día más difícil, compartimos impresiones de algunos de los protagonistas que tras el fallo del jurado hoy no estarán en la Gran Final. Deportividad, satisfacción por lo vivido, pero también resignación. Las dos caras del veredicto.

quique remolino ('los campaneros')

Quique García Rosado se mostraba ayer "muy contento porque desde el principio he sentido que hemos conectado con el público, era lo que necesitaba y me he sentido muy realizado", reflexionaba ayer el autor de 'Los campaneros'. "Nos hubiera gustado cantar mañana -por hoy-, evidentemente, y teníamos un repertorio muy bonito preparado", confiesa, pero "eran seis las comparsas que estaban ahí y con cualquiera de las seis habríamos tenido una final muy potente, así que no tiene sentido entrar en el pataleo porque sería faltar al respeto al trabajo de los demás, que se lo merecen".

Quique Remolino considera "la igualdad que ha habido este año en la comparsa, dentro del estilo de cada uno, y me ha encantado que hayan contado conmigo para pelear". Entiende la difícil posición del jurado, "y me lo he tomado con deportividad, el fallo entraba dentro de la lógica y no me he sentido para nada humillado", añadía mientras daba los últimos toques a su pregón para Chiclana.

Juan manuel braza 'sheriff' ('los quitapupas')

Juan Manuel Braza 'el Sheriff', confesaba ayer que "me he llevado un palo muy gordo". El autor de 'Los quitapupas', que se encontraba bastante decepcionado por el fallo del jurado, decía sentirse "muy cansado, siempre me toca a mí". Así que no podía ocultar su malestar, pues "estoy por una parte rabioso, pero por respeto a los que han pasado tampoco puedo decir nada más, al final es un concurso y todos tienen derecho a estar dentro. Son mis amigos".

Comentaba que el grupo "estaba echo polvo, soy yo quién les está dando ánimos, porque sentíamos que habíamos gustado, así que se te quitan las ganas de todo". No obstante, esto le tira mucho, y seguirá sacando sus chirigotas.

manuel santander ('los brujos titis')

Manuel Santander reconocía que, "viendo muchas quinielas", 'Los brujos titis' tenían "esperanzas" de estar en la Final de hoy, "pero la verdad es que el concurso estaba muy igualado y cualquier cosa podía pasar". "Uno siempre piensa que la suya se lo merece pero son cuatro las que pasan y tengo que felicitar a las que han ido a la final, y a las que no también", explicaba el chirigotero. Santander considera que este año "los repertorios estaban muy igualados", "no ha habido diferencias abismales como podía pasar hacer años", ni "pelotazos", lo que ha hecho que se tenga un concurso "más vivo y con más nervios". Por eso también felicita al jurado, que lo tenía difícil y "porque como siga así el fanatismo va a ser hasta peligroso". "Algo no hemos hecho bien, o algo hemos explicado malamente porque yo creo que la pasión no tiene que ser fanatismo". Y pese a todo, afirma, "no te creas que estamos mosqueados", "nosotros lo pasamos bien".

nandi migueles ('el diablo se viste de coro)

Nandi Migueles aseguraba que los coristas de su grupo y él mismo estaban "muy contentos". "Creo que el coro ha ido de menos a más y con la última actuación la gente se ha quedado con un buen sabor de boca", apuntaba el autor de 'El diablo se viste de coro' que volvía a la modalidad. Migueles reconocía que empezaron "regular" en la preselección y, aunque no puntúe, "la primera imagen se que queda en la retina". "Pero bueno hemos terminado con una actuación que es la mejor y la gente se ha quedado con buen sabor de boca".

Migueles, que el año pasado fue jurado, no cree que nadie vaya con malas intenciones, y se alegra "de corazón", recalcaba, por los compañeros que sí estarán hoy en la Gran Final. "Hay coros jóvenes que están pujando, que trabajan mucho y que hacen un gran esfuerzo". "Mi coro ha gustado menos que otros años y no pasa nada, el año que viene haremos otra cosa distinta y ya está".

antonio procopio ('tiempos modernos')

"Hemos cumplido nuestro objetivo", apuntaba ayer Antonio Procopio. satisfecho por el "éxito popular" de 'Tiempos modernos'. "En un principio nuestro objetivo no era ni más ni menos que intentar hacer un modelo de coro diferente, de denuncia, de letras comprometidas y demostrar que de alguna manera se podía volver a ese coro tradicional donde el coro era la voz del pueblo", explicaba. "Sabíamos lo que queríamos, lo que no sabíamos cuál iba a ser la reacción", añadía. "Entendemos que es el gusto de cinco personas y cualquier veredicto fuera el que fuera lo íbamos a aceptar con deportividad y le damos la enhorabuena a todos". Procopio asegura que el grupo "tiene muchísimas ganas de calle" porque "es un coro que se va a escuchar".

Aunque aún es pronto para hablar del próximo año, apostaba que, si por él fuera, seguiría compartiendo con García Argüez, la música de Tino, la dirección musical de Fran, los mismos compañeros y "siempre con mi hermano Fernando de la Flor, al lado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios