más carnaval para los más pequeños

La asignatura pendiente

  • Varias iniciativas trabajan en la divulgación del Carnaval para los más pequeños y sus impulsores coinciden en que se debe potenciar más

  • Ampliar el Carnaval en la Escuela o talleres diversificados, entre las propuestas

Una agrupación en la gala del Carnaval en la Escuela, el pasado año. Una agrupación en la gala del Carnaval en la Escuela, el pasado año.

Una agrupación en la gala del Carnaval en la Escuela, el pasado año. / A. V.

El pintor gaditano Cecilio Chaves acaba de impartir un taller a los alumnos de 5 años del Colegio Amor de Dios para crear su propio cartel del Carnaval de Cádiz. Una iniciativa que aparte de original, es otra forma de poner en contacto a los pequeños con la fiesta grande de su tierra. Otra fórmula para acercarse a ella a través del propio potencial artístico que encierra y genera. Porque para un niño el Carnaval puede ser ver a sus agrupaciones favoritas en el Teatro Falla; tararear sus coplas en los tablaos; salir en una infantil; participar en el Carnaval en la Escuela; ver la cabalgata, participar en el resto de actividades programadas para su edad y, por supuesto, disfrazarse de sus personajes o agrupaciones favoritas para pasarlo pipa si, encima, tienen la fortuna de que sus progenitores participan de la fiesta.

Pero sabemos que es más que esto. Es la historia que lo ha gestado hasta elevarlo a los altares de las fiestas; es copla y tipo, pero también es la industria que crea a su alrededor. Es creación en estado puro y en múltiples facetas que abarca desde letras de repertorios, hasta confección de caretas, bocetos, carteles, forillos, tipos, maquillajes... También es una asignatura pendiente, la de inculcarles este potencial en el que ya trabajan diversos colectivos y agentes. Pero todos coinciden en que se puede hacer mucho más.

Un buen ejemplo es el del Carnaval en la Escuela, que dirige Sergio Gallardo, y que cumple 11 carnavales con la participación de 15 colegios y más de 400 alumnos. Narra la ilusión con la que los doce monitores que participan tratan de transmitir sus conocimientos, pero sabe que para alcanzar los objetivos con los que echó a andar necesitan "más tiempo como extraescolar", pues apenas trabajan en los colegios un par de meses. Sin duda, cumplen con los primeros pasos para divulgar el significado esta fiesta gaditana, para acercarla a los que no la conocen de primera mano, introducirla históricamente, destacar sus figuras ilustres y transmitir sus valores tirando "sobre todo de compañerismo", relata. Intentan, además, potenciar "capacidades expresivas o creadoras" de los niños y niñas con letras y el tipo, "pero hay poco tiempo para preparar la gala, por lo que sería mucho más productivo si esta actividad continuara como una extraescolar".

Aquí entraría en juego la diversificación para inculcarla mejor. "Podríamos hacer talleres de todo tipo, de pintura, con instrumentos, de composición, de costura, podríamos llevar a los autores punteros y que contaran de primera mano sus vivencias, etc. Se podría hacer tanto..." , afirma. Por eso, y aunque está muy satisfecho con el auge de esta iniciativa que celebra su gala el 8 de febrero a las 16.00 horas, señala que cada año lo refleja en la memoria del programa para solicitar: "más tiempo y contarlo mejor".

En la misma línea se manifiesta Cecilio Chaves tras impartir el taller. La iniciativa ha surgido de varias profesoras -Fany, Nuria, Sor Rosario y Paula- del colegio gaditano Amor de Dios, dentro del proyecto Fiestas Populares, para el que pensaron en llevar al creador del cartel de Carnaval de 2014. "Una vez que las profesoras lo introdujeron teóricamente hice una especie de master class con los pequeños". El objetivo era reproducir el mismo cartel "partiendo de la paleta de colores que tanto les gusta y animándolos a pintar los elementos que ellos consideran importantes para ilustrarlo como un antifaz, los papelillos o serpentinas". Chaves lo ha vivido como una gran experiencia y afirma que pronto se aprecian las maneras de los pequeños artistas. Y precisamente es esto lo que reivindica, "que el Carnaval es más que coplas, también es el forillo, por ejemplo, que a veces son auténticas obras de arte y siempre digo que merecen un concurso aparte", propone. "Detrás del Carnaval hay una gran industria y esto se lo tenemos que contar a los niños porque ellos pueden brillar en otras facetas".

El presidente de la Asociación de la Cantera, José Fierro, también enumera varias iniciativas para potenciar la afición entre los pequeños. "Nos gustaría que, además de la iniciativa de Carnaval en la Escuela, los colegios se involucraran con la fiesta de la ciudad, que confeccionaran grupos y que participaran en un certamen, pero no con coplas antiguas, sino con repertorios nuevos". También considera que sería una buena idea que en los colegios se "dieran clases de guitarra, o se enseñara a tocar la caja y el bombo, que autores y directores o componentes de renombre se llegaran a dar charlas a los chavales".

Para ello, contarían con la colaboración de la Asociación de Autores, para "que nuestra cantera vaya engrandeciéndose".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios