tercera semifinal

Visto para sentencia

  • Los Estudiantes, Rivero, Martínez Ares, Tino Tovar y Manolo Santander sobresalen antes del fallo del jurado

La eternidad. La eternidad.

La eternidad. / Jesús Marín (Cádiz)

Comentarios 1

El afilaoooooo.... esos cuchillos bien largos y lustrosos, que la noche va a ser larga. La tercera y última semifinal del Concurso del Falla, previa al fallo del jurado, respondió a las expectativas, con ocho grupos dándolo todo para hacerse con una de las codiciadas plazas en la gran final del viernes. En este duelo a copla limpia sobresalieron los coros de Rivero y los Estudiantes, las comparsas de Martínez Ares y Tino Tovar y la chirigota de Manolo Santander, aunque todos los contendientes mantuvieron un buen nivel. Lo que venga después ya será otra historia... 

El coro de los Estudiantes es, con permiso de Manué, la gran revelación de este Concurso. En su primera experiencia en semifinales, demostró que viene a por todas con buenas letras. Destacados tangos, para un gaditano obligado a romper su relación con su gran amor -que es Cádiz- por motivos laborales y para el homenaje a la Petroleo y la Salvaora, duro con quienes lo criticaron. Funcionaron los cuplés, especialmente el segundo. Presentación y popurrí son un completo espectáculo, que bien vale una final.

Sensaciones opuestas a las de la comparsa de Fali Mosquera, pues sus letras no despuntaron y no parecen tener muchas opciones de seguir adelante en el certamen. Mejor pasodobles, para un padre separado de su hija por motivos laborales y para el drama de los refugiados, que cuplés, con algún problema de interpretación el primero. A disfrutar del Carnaval en la calle. Tampoco lo tiene fácil para seguir concursando la chirigota de Kike Remolino. Lo más brillante de su repertorio fue el segundo pasodoble, en el que advierten a su hijo del camino que le espera si quiere seguir sus pasos como chirigoteros. El primero fue para el pregonero, con el que se disculparon por la guasa. Normalitos los cuplés, mejor el segundo para la frase “no, lo siguiente”, original. Deberán buscarse la vida en la calle.

Cerró la primera parte de la sesión la comparsa de Tino Tovar, que embrujó al Falla con su ánge y con la exquisita pluma del autor gaditano. Buen primer pasodoble al caso de Nadia y brillantísimo el segundo, para los parados de Delphi justo cuando se cumplen diez años del cierre de la factoría. Denuncia y sensibilidad a la hora de tocar el tema. No decayeron los cuplés, para Messi y para Justin Bieber. Su propuesta, tan sencilla y gaditana, es encantadora pese a las dudas del inicio.

Cerró la competición en la modalidad de coros el de Luis Rivero, encargado de abrir la segunda parte de la función tras el descanso. Una agrupación que ya dio muestras de que viene este año a por todas en pases anteriores y que en el momento clave supo mantener el tipo, aún con letras menos potentes que en sus dos actuaciones anteriores. Buenos tangos para las fronteras y para los niños maleducados y los padres que lo consienten y a menos en los cuplés, rematados de la misma forma. Presentación y popurrí son un espectáculo, sus grandes armas en busca del premio gordo.

Persiguiendo una segunda final consecutiva lo dio todo la chirigota de los Molina, que contagió al Falla con su compás. Sobresalió un segundo pasodoble, entre el piropo y la crítica, en el que invitan al que quiera a empaparse de Cádiz, a querer y respetar esta ciudad y sus costumbres. Y si no, para qué quieren esos un premio en el Falla. Para el que lo quiera coger... en los cuplés, mejor el segundo para su bombista. El público es fiel devoto de su credo carnavalero.

También lo es del barquero Caronte que representa este año en su tipo la comparsa de Martínez Ares, que volvió a crear un aura mágica en su tercera aparición sobre las tablas. Su repertorio no brilló tanto como en cuartos, pero fue igualmente de altura. Su primera letra fue para la doble moral del español que se lleva las manos a la cabeza con Trump y consiente, por ejemplo, que su gobierno mantenga las criminales cuchillas en la valla de Melilla; la segunda, todo sensibilidad, para la homosexualidad de dos generaciones, las libertades de hoy son la victoria de los que sufrieron la represión en el pasado. A menos en los cuplés, pero no hay nada que no levante su imperial popurrí. Antes del fuego cruzado de cuchillos y babuchas, también mantuvo el tipo la chirigota de Manolo Santander, que pelea por algo más que una plaza en la final. Buenos pasodobles, principalmente el segundo para los vecinos de la Viña, y cuplés de ánge. Y ya que sea lo que jurado quiera...

Fichas y vídeos de la sesión

Coro La reina de la noche

Comparsa Los camballá

Chirigota Los Indiana Jones de los callejones

Comparsa El ángel de Cádiz

Coro El mayor espectáculo del mundo

Chirigota Pa religión, la mía

Comparsa La eternidad

Chirigota Los de Cádiz Norte

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios