El Carnaval en internet

Tanto Twitter y tanta opinión

  • La guasa y el derroteo viven su época dorada en las redes sociales, que también tienen a sus particulares 'influencers' relacionados con el mundo del Carnaval.

Una aficionada consulta su móvil durante una actuación en el Falla. Una aficionada consulta su móvil durante una actuación en el Falla.

Una aficionada consulta su móvil durante una actuación en el Falla. / Fito Carreto

En los últimos años Twitter se ha convertido en una herramienta casi imprescindible para los amantes del Carnaval. Intercambiar opiniones con otros usuarios en esta red social es ya algo tan tradicional como escuchar una sevillana en un popurrí de chirigota. Y más tradicional aún que el propio Twitter es el derroteo, que nació en Cádiz al tiempo que el propio Carnaval y que gracias a la app del pajarito azul está viviendo su época dorada en las redes. El derroteo ha saltado de la barra del bar a las pantallas, pero su esencia sigue siendo la misma: comentarios del tipo “esto no vale ná”, “vaya bola del oeste que se han comido estos”, "no vea como chilla el contraalto, que se han puesto a ladrar to los perros de mi barrio”, y un largo etcétera. Una práctica que puede no agradar a muchos, especialmente a los que estén en el punto de mira, pero que también forma parte de la libertad de expresión de la que se hace gala en esta fiesta, más si se hace con buen sentido del humor. De un tiempo a esta parte muchos tuiteros, especialmente las llamadas cuentas anónimas -las que van firmadas con un pseudónimo- han tomado el testigo de la prensa -y se agradece, por la parte que nos toca- como el objeto de las iras de muchos carnavaleros por sus incisivas opiniones. Aunque también abundan los halagos nadie está a salvo de la crítica, ni siquiera los que ejercen este mismo derecho desde las tablas del Gran Teatro Falla.

El Carnaval tiene también a sus propios influencers en Twitter. En terminología de márketing, un influencer es “una persona con gran presencia y credibilidad en redes sociales gracias a su conocimiento del sector”. Que traducido al lenguaje carnavalesco resulta “tuiteros con ánge y con guasa que son también foco de atención en la red social del pajarito por sus ocurrencias”. Cada a con su estilo, cada uno enarbolando su bandera, se han hecho imprescindibles en el día a día del Concurso, especialmente de las preliminares, una fase que da mucho juego para el derroteo. Qué sería de algunas noches sin ellos…

Y es que, al igual que el Concurso, Twitter tiene sus noches mágicas, cuando la creatividad se desata y bajo el paraguas del pajarito azul llueven píldoras de genialidad condensadas en 140 caracteres.

Derroti (@Derrotistas) 10k seguidores

Derroti Derroti

Derroti

En cuestiones de derroteo, la referencia obligada es @Derrotistas. Con más de 10.000 seguidores, sus tuits nunca dejan indiferente. No hace prisioneros y es por ello que tiene la capacidad innata de alterar a los más moralistas, los que consideran que el Carnaval es algo demasiado serio como para tomárselo a broma. Desde el más absoluto anonimato (para salvaguardar su integridad física, principalmente), cuenta que todo empezó con una conversación entre amigos y un “no hay huevos”. Escogió la imagen que luce en su avatar porque “era gracioso un perro con peluca vestido de Iron Man”, aunque ahora sus colores son el amarillo y el azul en honor al Cádiz CF. Derroti se ha especializado muy a su pesar en las discusiones a la hora de la siesta, “porque hay gente que no aguanta las sesiones y no es hasta el día siguiente cuando ven que su pueblo ha sido, según ellos, gravemente ofendido. Al final las grandes peleas han sido por puro chovinismo, tanto que critican a las cuentas que se declaran chovinistas, resulta que las hay peores”. Aunque ha habido tardes y noches mágicas, recuerda especialmente lo vivido tras dos pasodobles, “el de Los Carapapa el pasado año y el de ‘Los tragedia’ hace dos años a los tuiteros anónimos, cuando la pamplina del Twitter tiene un protagonismo que no merece y nos da grandes momentos de gloria”. Derrotistas tiene la teoría de que, antes de Twitter, “las preliminares no las veíamos. Teníamos la tele o la radio puesta, pero estábamos cada uno a nuestras cosas. Ahora ya si no estás pendiente de todo te pierdes lo mejor”. Además, considera que antes de la explosión de las redes “era imposible aguantar tres agrupaciones seguidas del Alto Guadalquivir -por poner un ejemplo-, o no aprovechar para ducharte o para hacer la comida del día siguiente”. Aunque su única intención es la de pasar un buen rato, siempre hay gente que se pica con sus comentarios y mantener el anonimato se ha convertido en una cuestión casi de supervivencia. “Prefiero no decir ni cuando voy al Falla, porque siempre hay gente pendiente por si me puede localizar. Recuerdo un momento mítico, en los cuartos de final de 'Catastrophic Magic Band, que tras anunciar en Twitter que iba a ir a la sesión se escuchó varias veces desde Gallinero ‘fuera derrotistas del Falla’”. En días así mejor ni sacar el móvil”.

Carmelo de Cádi (@CarmelodeCadi) 9,7k seguidores

Carmelo de Cádi Carmelo de Cádi

Carmelo de Cádi

El baluarte del gaditanismo en Twitter tiene un nombre: Carmelo de Cádi. Un personaje más gaditano imposible, ideólogo y fundador del Comando G.A.D.E. (Grupo Auténtico de Defensa de nuestra Esensia), defensores de la pureza en las coplas. Su aterrizaje en la red fue en forma de blog, para posteriormente dar el salto a Twitter como el azote del lolosedismo. Su perfil le ha granjeado no pocos enemigos y es por ello que su verdadera identidad es uno de los secretos mejor guardados de la fiesta. Su gaditanismo queda más que claro desde el inicio de la conversación: “Llevo a Cádi por bandera, yo no soy Cádi porque Cádi es más grande que yo, que mi corazón no hace pum-pum, hace Cádi-Cádi”. Tal es su entusiasmo por Cádiz y su falta de interés por el resto del planeta que afirma que “en verdá a mí me duele cuando me critica la gente de Cádi, ya del Guadalete pa llá… incluso de Puerta Tierra pa llá… a mí que un miarma me insulte es como si Beyoncé me dice bonito, pa mí es un orgullo”. Carmelo explica, respecto a su cruzada contra el lolosedismo, que “con él (el autor Lolo Álvarez Seda) no tengo ná malo, vamo que él es el anticristo, que se está cargando la esencia gaditana, pero la culpa no es suya, el problema es que tiene el gachó tres primeros premios, uno en contra de ‘Los enteraos’, y eso no puede sé. Despué dice que la gente ‘po el Selu con Juan es lolosedismo’ y el Selu no es lolosedismo, el Selu es un artista y si saca a Juan es un recurso artístico. El problema es hacerlo to con bailoteo, con bachata y con cubata. To el mundo no puede sé tan sobrio como Manolito Santandé”, subraya. Asegura que su ingenio es algo natural, que surge. “Despué me dice la gente que me llevo to la mañana preparando chiste, y yo me llevo to la mañana en la Caleta, qué te cree que soy, ¿Eugenio?. Aunque en Twitter va todo “demasiao rápido” para su gusto, disfruta de los ratitos de diversión porque es “como una barra de bar grande, con menos alcohol pero follando más. Hay hasta perros buenos”.

Gaditanitis (@Gaditanitis) 22,1k seguidores

Gaditanitis Gaditanitis

Gaditanitis

Es uno de los pocos tuiteros sin pelos en la lengua que no tiene problemas en dar a conocer su identidad. Se trata de Jesús Javier Moreno, un joven gaditano de 24 años. En Twitter en cambio es Gaditanitis, y gracias a su ingenio son más de 22.000 los usuarios que están pendientes cada noche de sus ácidos comentarios. La fama adquirida en esta red social le ha llevado incluso a granjearse algún enemigo, y existe una cuenta cuyo único propósito es revelar su verdadera identidad, aunque él mismo no tenga ningún problema en darla a conocer. De hecho, gracias a su interacción en las redes ha conseguido “grandes amigos” en el mundo del Carnaval o del periodismo, por ejemplo. Jesús, que sabe lo que es cantar en el Falla, reconoce que el ingenio que se desata en Twitter con cada noticia propicia para sacarle algo de punta ha complicado más si cabe la labor de algunos autores. “Por ejemplo el día del partido de Copa con Cheryshev, no sé si es que se alinearon los astros o qué pero le tuvo que pasar al equipo más famoso del mundo y en Cádiz… eso fue apoteósico, todo lo que dio en cuestión de comentarios o memes. La gente estuvo brillante. Al final Twitter pisa muchas ideas que puedan tener los autores, ahora mismo se te ocurre un chiste y lo cuelgas y a lo mejor un autor tenía un cuplé parecido que ya no puede utilizar y por eso valoro mucho los repertorios de risa, porque hoy en día cualquier tema que salga tiene de inmediato miles de chistes. Sin embargo aquí en Cádiz conseguimos darle una vueltecita de tuerca y que salga algo diferente a lo que ya se ha visto”. Sobre los autores que han dedicado ya alguna que otra copla a los tuiteros anónimos (o semi anónimos, en su caso), Gaditanitis señala que “tienen la libertad de poder expresar su opinión, pero también es verdad que no quiere decir que por no poner mi nombre y apellidos no pueda expresar lo que pienso. Cuando son alabanzas sí que están contentos. Deben ser conscientes de que tanto para lo bueno como para lo malo las redes están ahí”. Además, “a la gente que no le guste lo que escribo lo tiene muy fácil, tiene un botón para dejar de seguir, bloquear o silenciar”, remata.

Moe de Triana, sí (@moecarnavalero) 6,7k seguidores

Moe de Triana, sí Moe de Triana, sí

Moe de Triana, sí

Moe de Triana es uno de los influencers gaditanos con mayor repercusión de la red. Su cuenta original tiene más de 135.000 seguidores, pero para el Carnaval prefiere usar su perfil @moecarnavalero (6.700 usuarios). Tras ambos se encuentra el sanluqueño Álvaro Ballén, residente en Barcelona por motivos laborales y conocido por su faceta de autor de romanceros. De hecho, logró el segundo premio en su última participación en el concurso con ‘Grey… no vayas presumiendo por ahí’ y no faltará este año en la calle con ‘Cuando tú Brad, yo vengo de Pitt’. Álvaro explica que creó su cuenta carnavalera para dedicarla en exclusiva a la fiesta y que es principalmente a partir del sorteo cuando va cobrando fuerza, para utilizarla diariamente con el inicio del Concurso. “Es algo que me pide el cuerpo, hay sesiones que son infumables y que si no fuera por Twitter no habría manera de sobrellevarlas”. Cuando la sesión se presta es de los primeros en sacar la artillería, pero siempre “con la guasa y con la retranca con la que se habla de Carnaval en Cádiz, hay gente que se pica pero todo el mundo sabe de qué va el asunto y se acepta el derroteo”. Las preliminares son un caldo de cultivo perfecto para ello y recuerda las actuaciones de ‘El circo de la vida’ o ‘Alakran’ como “momentos totalmente mágicos” de Twitter. Tal es su pasión por esta primera fase del Concurso que “cuando escuché que íbamos a tener tres semanas de preliminares se me saltaron las lágrimas”, asegura entre risas.

Chano de Cádiz (@ChanoCai) 15,7k seguidores

Chano de Cádiz Chano de Cádiz

Chano de Cádiz

En la jungla tuitera, si hay un humor de guante blanco ese es el de Chano de Cádiz. Tomando como nombre e imagen al recordado personaje del Yuyu en ‘Tampax goyescas’, este perfil anónimo cuenta ya con más de 15.000 lectores y su ingenio le ha llevado a colaborar como cupletero con alguna agrupación. “Siempre utilizo la guasa sana y cualquier comentario con respeto -indica- sin embargo, casi siempre hay alguno buscando el salto mortal y la pirueta imposible en el sentido de mis tuits, que se mosquea. No llego a entenderlo: en el mismo día un autor se ha dirigido a mí pedirme cuplés y otro para acusarme de cargarme el carnaval. Pero de manera general, la gente me trata muy bien”. Para Chano, como para tantos, Twitter se ha vuelto una herramienta imprescindible para seguir el día a día del Concurso. “Si Antonio Rivas comparó Cádiz con una pizza, yo comparo Twitter con una mesa camilla: nos acercamos en las noches de concurso al calor de la gente para comentarlas, y en vez de con cuatro amigos en el salón, tenemos diez mil. Y yo soy uno de esos que se sientan a soltar pamplinas”, explica. Las largas noches de Carnaval dan para mil anécdotas, y recuerda por ejemplo que "un tuit me lo plagió el Soto, pero no le dije nada porque es el ídolo de mi abuela".

Enfermo del Carnaval (@EnfermoCarnaval) 16,8k seguidores

Enfermo del Carnaval Enfermo del Carnaval

Enfermo del Carnaval

Siguiendo la línea de Chano de Cádiz comenzó en Twitter Enfermo del Carnaval, un perfil anónimo que también apuesta por el humor y la guasa, pero sin ahondar en lo crítico. Asegura que su único objetivo siempre ha sido “hacer reír y pasar un buen rato, nunca pensé que pasaría de cien seguidores”. Su seña de identidad, y que lleva a gala más allá de febrero, es que gusta de “transformar todo lo que pasa en el día a día y relacionarlo con el Carnaval, y si alguno de mis tuits le arranca una sonrisa a alguien ya estoy pagado”. Utiliza este perfil para “decir lo que me llena y lo que no con un poco de guasa” y lamenta que “últimamente cualquier cosa que digas ofende a alguien. Me gusta el derroteo con guasa si creo que es con fundamento”. Aunque su perfil no es de los más polémicos de la red, recuerda que “el año pasado tuve un pequeño enfrentamiento con uno de mis ídolos y eso me hizo replantearme mucho las cosas. Es una pena, porque esto es un personaje no una persona y no creo que haya que firmar con nombres y apellidos siempre que haya respeto”. Respecto a Twitter y su interacción con el Concurso, cree que los comentarios en esta red social “puede ser un termómetro muy preciso para ver lo que pega y lo que no, la gente es muy lista y sabe lo que le gusta. De hecho, muchas agrupaciones lo primero que hacen es sondear las redes sociales tal y como acaban la actuación, es más objetivo que un patio de butacas cantándote ‘campeones’”.

Latidos al 3x4 (@kamunray) 5,9k seguidores

Latidos al 3x4 Latidos al 3x4

Latidos al 3x4

Es una de las cuentas imprescindibles para seguir el Carnaval, pues no hay un evento relacionado con la fiesta que se le escape a Almu, una joven de Arcos que hace unos cinco años decidió llevar a Twitter lo que ella echaba en falta: “un punto de información al alcance de la mano” donde pudiera encontrar todos los actos relacionados con la fiesta y sus protagonistas. Una iniciativa que empezó “como un hobby” y que hoy día es referencia en la red social, pues muchas personas acuden a ella para saber dónde y cuándo pueden ver Carnaval. “Me gusta estar pendiente de todo y me gustaría poder llevarlo mejor, pero con el trabajo no puedo llegar a todo. Pero me encanta cuando me escribe la gente que va a venir a Cádiz para preguntarme que qué puede encontrar de Carnaval”. Almu, o @kamunray, ya no se imagina lo que es seguir el Concurso sin Twitter y afirma que para ella es estar “como en el sofá de casa acompañada de un montón de amigos”.

Carnaval de Acordes (@GuitarraDeGades) 4,2k seguidores

Carnaval de Acordes Carnaval de Acordes

Carnaval de Acordes

El de Guitarra de Gades es un perfil semi anónimo, pues tras él se encuentra Titto Rosales, que ha participado en el Falla con chirigotas como ‘Los creadores S.A.’ (2011). En 2006, “cuando todavía no existía Twitter ni Youtube, nuestras madres no tenían Facebook, ni casi nadie de Cádiz, y el Carnaval se movía en internet de foro en foro y alguna página especializada” comenzó a subir acordes de las diferentes coplas del Carnaval. “Había muy poco material de este estilo en internet, y sin filtros de calidad, y la aceptación fue inmediata, y dura hasta hoy. Sigo recibiendo muchísimas peticiones que a día de hoy no puedo atender por motivos laborales, afortunadamente”, apunta. Desde hace unos años llevó su pasión a Twitter, que describe como “la típica noche que bajaste en chándal a la barraca y al final te liaron y acabaste a las tantas con una tajá y una noche mítica. Y de noches míticas de las que no se esperaba gran cosa está esto lleno. Los Chichibolos (la comparsa ‘El circo de la vida’) es la vara de medir”. Respecto a la cruzada de algunos autores contra las cuentas anónimas, cree que la crítica a estas “es una frase hecha. Se ha visto en varias ocasiones que estos autores de block rápido no discriminan entre anónimos y conocidos. Sólo diferencian entre comentarios a favor y gente que quiere hacerme daño con sus comentarios o hacer sus 15 retuits de gloria gracias a mí. Dicho esto, yo tampoco diferencio entre anónimos y no anónimos. Pa mi somos tuiteros todos (yo soy "anónimo" y me conoce más gente del tuiter que de mi barrio), y lo que hacemos es crear un rumor constante alrededor del Carnaval, ya sea en preliminares o en un partido amistoso de la selección española”.

Por otro lado, considera que Twitter no es imprescindible para seguir el Concurso pero sí le da un encanto especial. Así, se pregunta “¿Es necesario tener amigos para disfrutar de una peli en el cine? Pues no es necesario, pero le quita gran parte del encanto. Porque es una pena que se pierdan esos chistes que se te ocurren mientras la ves y sobre todo, porque si ves una peli es para comentarla con alguien. El caso es que estando bien acompañado (de tuiteros en este caso) es más divertido hacer ciertas cosas que de otro modo pueden ser un poco insípidas, como ver la final de MasterChef Junior o ‘The Beautiful Cádiz’ a las 3 de la mañana de un lunes”. Remarca, por último, que “los que somos picaos siempre nos hemos tragado las preliminares enteras y ya nos hemos buscado la manera de comentarlas con nuestra gente. Twitter sólo lo ha hecho más fácil, pero no ha inventado nada”.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios