Diario del Carnaval

Tipos sostenibles

  • Muchas agrupaciones de nuestro Concurso tiran del aprovechamiento económico y del ingenio que caracteriza la fiesta para reciclar de un año para otro algunos disfraces, complementos e incluso parte del atrezzo

Tipos sostenibles Tipos sostenibles

Tipos sostenibles / El cuartetero Tello se

El Carnaval ya era sostenible desde mucho antes de que la palabra cotizara al alza. Muchos de nuestros carnavaleros reciclan tipos, complementos y parte de su atrezzo. En parte por economía, y en otra, por el ingenio que encierra y calza la propia idiosincrasia de la fiesta.

Uno de los ases del reciclaje y en la economía del aprovechamiento es Manolo Santander. El autor de 'Los brujos titis', junto a su mano derecha en esto de la búsqueda de la materia prima, a priori, imposible, José Goma, confiesa que los zapatos que llevan este año "nos llevan acompañando durante tres chirigotas", ríe. Goma, y Emilio Santander en el diseño, se ajustan así a ese "disfraz de baúl" en el que basa el viñero el estilo de sus propuestas.

Pero los zapatos, este año tuneados con un embudo para hacerle la punta, no es el único elemento reciclado en la chirigota de Santander. Así, la luna del forillo, esa que nos recuerda al Viaje a la Luna de Georges Melies, vigila la actuación de la chirigota desde el año de 'Los del puntazo del coco' (2015). "Es que es muy bonita, ¿no?", aprecia Santander, al que no le falta razón.

Además del aprovechamiento de ciertos elementos de un año para otro, "y de ir por todas las cabalgatas de los pueblos a ver qué me pueden dejar", asegura, la chirigota de Manolo Santander se distingue por el diseño de unos tipos basados en elementos del día a día. "José Goma y yo nos vamos a todos los chinos del mundo a buscar sartenes, ollas, espumaderas y bajo el diseño de Emilio, que hace unos diseños preciosos pero que luego nosotros lo llevamos a lo más barato posible -ríe-, se hacen los disfraces. Tienes tú que ver la cara del chino entre los estantes cuando nos ve con las cacerolas en las cabezas...".

Tampoco intentan economizar en el cuarteto de Gago. Francisco Javier González, Chicho, lo cuenta a Diario del Carnaval: "En reciclaje somos expertos", dice. "Yo creo que nosotros miramos lo que tenemos y a raíz de eso sacamos el tipo, a ver qué podemos aprovechar", bromea el cuartetero de 'Lo mismo nos vemos en Elcano que en clases de piano'.

Y entre toda esa reutilización de elementos, las pelucas son la estrella. "La que lleva Tello (Emilio) es del año que íbamos de viejos. La mía del año pasado era de 'Los cuartetos también lloran' y la de Tamara (el personaje de Figueroa en 2017 con 'Lo que el viento se llevó') también era de otro cuarteto". Sí está hecha especialmente para el personaje la del padre vegetariano, que encarna Miguel Ángel Moreno, realizada por Artevida. "Vamos, que la bolsa de las pelucas la sacamos todos los años y vemos qué se puede coger", cuenta con arte. "Eso sí, podemos decir que han salido buenas". Visto el resultado, merece la pena.

Pero hay más. Para el cuarteto de este concurso, apunta Chicho, la corbata que lleva Figueroa es de la chirigota de 'La secta de los pelapapas', de la que fue componente en el año 2010. También, los cañones, simulando los que se encuentran en las esquinas de las calles gaditanas, son de 'Un cuarteto con gancho', con el que ganaron el primer premio y donde se utilizaron para el ring de boxeo. "Nosotros lo tenemos de adorno en nuestra casa, de recuerdo, y lo hemos puesto este año a modo homenaje", afirma. Los de José Manuel Cossi y Miguel Ángel Moreno intentan también intentan buscar algo bueno, bonito y barato en el atrezzo y ahorran hasta en transporte, ya que guardan las cosas en un garaje de la calle Belén.

Hay otros elementos que han dado vueltas por distintas agrupaciones. Es el caso del timbal sinfónico con el que cuenta el coro 'Don Taratachín', que "tiene unos pocos de premios", comenta Antonio Rivas. "Este instrumento ha estado presente en 'Vamos a la ópera' o 'El circo del sol' y también Julio Pardo se lo ha prestado a Antonio Martín para algunas de sus comparsas", explica. En el mismo sentido, asegura Rivas, tienen un loro que le ha acompañado en distintos concursos, desde 'La tienda la cabra' e incluso le dedicaron un cuplé en 'Los cabrones' aludiendo a que le pudieran dar el antifaz de oro al muñeco. "Bueno y este año en el popurrí, cuando hablamos de otros coros, salen distintos tipos, uno que tiene ya 40 años, que es de 'Los aspirinos', de 1978".

La comparsa OBDC también ha optado por la sostenibilidad del tipo, aunque antes lo hacían "más que ahora, por cuestiones económica sobre todo", explica Germán García Rendón. Comenzó reciclando el primer tipo de OBDC, el año que arrancaron con la marca propia de su comparsa. Iban de Hitler, "y al año siguiente, en OBDC Animals!, transformé este disfraz y lo animalicé, pero sólo el mío". Desde entonces lo han hecho en otras ocasiones, como cuando usaron las botas de 'OBDC Pinocchio!' para 'OBDC Monstruozz!', "pero dando la vuelta a la lengüeta de la bota".

Esto en lo que compete al componente puramente económico, porque también han reutilizado otros elementos de carácter simbólico. Es el caso de la palestina y la máscara de gas que portaban en 'OBDC La vida es bella', que lo colocaron en el cetro de 'OBDC La última flor'. Del mismo modo, desde hace unos años llevan consigo de alguna manera el logo de su agrupación, que es una XD que este año llevan con 'El joven obispo', sustituyendo al colgante con la cruz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios