Carnaval

Un palacio con "hechuras" de museo

  • El alcalde mostró el edificio de los marqueses de Recaño, futuro Museo del Carnaval, a los colectivos del COAC

El alcalde, la edil de Fiestas y representantes de los colectivos carnavalescos, durante su visita al Palacio de Recaño. El alcalde, la edil de Fiestas y representantes de los colectivos carnavalescos, durante su visita al Palacio de Recaño.

El alcalde, la edil de Fiestas y representantes de los colectivos carnavalescos, durante su visita al Palacio de Recaño. / Julio González

Comentarios 5

"¡Las hechuras de museo que está cogiendo esto!". El alcalde de Cádiz mostró ayer su entusiasmo por el futuro Museo del Carnaval mostrando la que será su sede, el Palacio de Recaño, a los representantes de los colectivos de las asociaciones presentes en la Junta del COAC. "Queríamos compartir con vosotros este ilusionante proyecto, una oportunidad de desarrollo turístico", dijo José María González para recibir a los invitados. Con las ideas muy claras y contagiando ilusión, fue guiando la visita de un inmueble "lleno de potencialidades" para albergar un museo "que esta ciudad no se puede permitir no tener". Porque "si no lo usamos se va a caer", señaló en clara alusión al presente de esta ciudad en la que tantos edificios sin uso languidecen.

Después de hablarles de la historia del palacio y del proyecto museístico, el primer edil llevó a los representantes de las asociaciones a lo que será el bar del Museo, una recreación de Los Pabellones "incluyendo el Rincón del Veneno". En el patio, un aljibe "que podría servir de estudio de grabación o incluso mausoleo para que los aficionados depositen sus cenizas", expuso González.

El alcalde se mostró principalmente orgulloso del coqueto auditorio, para el que propone nombrar como 'Tío de la Tiza'. No en vano el autor de Los duros antiguos nació muy cerca, en la calle Rosario Cepeda. "Una sala para generar actuaciones carnavalescas o presentaciones de libros, por ejemplo", apuntó. En el apartado de inquietudes, Miguel Villanueva, presidente de la Asociación de Autores, preguntó a González por los problemas que podrían derivarse de intervenir en un inmueble protegido como bien cultural. "Ya se hizo la reforma para el conservatorio y tenemos hasta un ascensor. En ese aspecto no debe haber problemas", contestó el regidor. También fue interrogado por el coste del proyecto. "Entre cinco o seis millones de euros. La Junta dice que pone uno. Esperemos que nos concedan el 1,5 Cultural y dos más pone el Ayuntamiento", explicó. El resto se va a intentar con patrocinios o la inclusión en el proyecto de entidades financieras que ya estuvieron en la Fundación 1884. Pero podría haber otras alternativas, asegurando el primer edil que no se descarta completar la financiación con el sistema crowfunding, una especia de mecenazgo colectivo "de personas enamoradas de la fiesta" e interesadas en vincularse a la historia del Museo. ¿Los plazos de ejecución? "Si todo va bien, en dos años se hace el Museo", afirmó González.

Tras acceder a la primera planta, donde habrá exposiciones permanentes, y la última, con una montera de cristales en buen estado y habitáculos para la catalogación de materiales y para reuniones de colectivos, la visita se coronó en la azotea, un poco menos elevada que la contigua Torre Tavira, con sus magníficas e inéditas vistas de la ciudad. Cádiz a los pies del futuro museo. Y el alcalde explicando que la pared más cercana a la calle Alcalá Galiano (antigua Londres), la que recubre las dependencias que en tiempos fueron camerinos del COAC en el Teatro Andalucía, sí es susceptible de ser tuneada. José María González se imagina ahí "una cascada de papelillos". Lo ve. Que el Dios Momo oiga sus plegarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios