homenaje a paco alba

"En Madrid Paco lloraba todas las noches por volverse a Cádiz"

  • Manuel Moreno Pavón cantó con 'Los Julianes' en el Price

Manuel Moreno Pavón cantó con 'Los Julianes' en el Price"En Madrid Paco lloraba todas las noches por volverse a Cádiz" Manuel Moreno Pavón cantó con 'Los Julianes' en el Price"En Madrid Paco lloraba todas las noches por volverse a Cádiz"

Manuel Moreno Pavón cantó con 'Los Julianes' en el Price"En Madrid Paco lloraba todas las noches por volverse a Cádiz"

El recuerdo de 'Los Julianes' tiene en la memoria de El Moreno, Manuel Moreno Pavón, como en el caso de sus compañeros de aquel año, un tinte muy especial, porque, además de lograr el primer premio de chirigotas en el Falla, por primera vez, su éxito traspasó los reducidos límites del reconocimiento local y les permitió atisbar el mundo del estrellato.

Paco Alba había colaborado también en la música de la chirigota 'Los hombres de la edad de piedra..', que obtuvieron un accésit en el concurso. Una deslumbrante Carmen Sevilla, muy lejos aún del 'cuponsito', que ese mismo mes debutaría en Hollywood, había acudido a adornar estas Fiestas Folklóricas del 58, recién llegada de Sidi Ifni, a donde había viajado con Gila para alegrar el Fin de Año a las tropas españolas que combatían la rebelión.

La mayor parte de los componentes de 'Los sarracenos', la primera de sus agrupaciones en la que Paco Alba figuraba ya como director, repitieron ese año, y volvió a acompañarlos el popular José Rodríguez Rodríguez, 'El Sopa', que iba de postulante vestido de sereno.

Moreno recuerda que "alguien le había dicho a Paco después del pelotazo de 'Los Sarracenos': "A ver si tienes c... de sacar algo que lo mejore. Y tanto que los tuvo. Ahí está ese pasodoble de 'Hay quien dice que Cádiz', que todavía se sigue cantando como el primer día".

Paco Alba cuidó tanto la réplica del chulapo madrileño que Manuel Moreno se queja de que "como nos exigía que cantáramos marcando mucho las eses, en la Viña algunos nos ponían de mariquitas".

El tipo venía que ni pintado para que surgiera un contrato en Madrid. Y así fue como 'Los Julianes', se fueron para actuar en el Price por 15 días y acabaron quedándose tres meses, pasando de ser los teloneros a convertirse en la atracción del espectáculo.

Moreno recuerda que debutaban en la capital el domingo de Resurreción y necesitaban un permiso para su contraalto Emilio López Prat, que estaba haciendo la mili: "Así que nos pasamos la noche del Jueves Santo buscando en la procesión de Los Afligidos a don Vicente del Moral, para que se lo pidiera al gobernador militar, que también salía en ella. A raíz de eso por poco mandan a Emilio al Castillo, aunque después todo se arregló y pudo venirse con nosotros a Madrid".

Paco amplió el repertorio, añadiéndole algunas letras más directamente relacionadas con el público madrileño y "Los Julianes' tuvieron que acostumbrase a cantar un poco más despacito".

Asimismo, sustituyó para Madrid las alusiones más genuinamente gaditanas por otras que resultaran comprensibles a los oídos tan alejados de nuestras costumbres. Fue el caso del cuplé sobre el hundimiento del barco del arroz, que en Cádiz terminaba: "dijo el gachó que de carná puso la pringa y un hueso jamón" y en la capital concluía: "pero la pesca de aquel gachó era una espuerta hasta la boca llena de arroz".

Tampoco podía entender mucho el público del Price aquel cuplé que contaba los incidentes ocurridos durante el último Trofeo Carranza -el tercero-, que ganó por tres a uno el Sevilla, parte de cuyos aficionados tuvieron un comportamiento de lo más incívico, causando numerosos destrozos en la ciudad e, incluso -como cantaban 'Los Julianes'- en las hamacas habilitadas en la Avenida Ramón de Carranza para descanso de los visitantes, "se hicieron caca muchos gaché".

Aquí, sin embargo, se entendía hasta leyendo el libreto, a pesar de que la censura prohibió imprimir la suave alusión a esa función fisiológica, que tuvo que ser sustituída por "pupa".

El éxito de Madrid no logró encandilar a Paco Alba. Muy al contrario, Manuel Moreno asegura que "desde que llegamos, lloraba todas las noches, decía que allí se le caía el mundo encima y se asfixiaba como los pescaos fuera del agua..." Recuerda Moreno, que en el tiempo libre que les dejaban las actuaciones, "lo único que hacía era comprar macetas para traérselas a su casa a Cádiz y repetir que él lo que quería era venirse ya para acá, que se acordaba mucho de sus hijos y él les hacía mucha falta". Decía llorando: "Yo me voy pa Cádiz, cojo seis alpargatas y triunfo sin ustedes".

No hubo forma de convencerlo y, a los tres meses de actuaciones en Madrid, "nos tuvimos que venir para Cádiz, aunque todavía teníamos contratos. A Paco, como a todo el mundo, le gustaba y le venía muy bien el dinero que estábamos ganando, pero decía que no podía estar tanto tiempo lejos de su casa".

A raiz de aquella discusión, muchos de los componentes de la agrupación no salieron con Paco al año siguiente y se fueron con Fletilla, que sacó 'Los gorilas'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios