El día después del pase

Derriban la puerta

  • Cinco comparsas con voces de mujer alcanzan por primera vez los cuartos del Concurso del Falla, tres de ellas debutantes en esta fase

La comparsa 'Las irrepetibles' La comparsa 'Las irrepetibles'

La comparsa 'Las irrepetibles' / Jesús Marín (Cádiz)

“No es que nos hayan abierto la puerta, es que la hemos derribado”. Las mujeres han logrado por fin el sitio que llevaban años reclamando a base de coplas en el Concurso del Falla. Cinco comparsas de voces mayoritariamente femeninas obtuvieron anoche la clasificación para la fase de cuartos en lo que supone un nuevo salto en busca de la normalización, cuando por fin este hecho ya no sea noticia. Pero en un certamen que evoluciona poco a poco, es digno de resaltar y de celebrar que este año las mujeres vayan a tener una presencia importante en fases decisivas del Concurso y, por supuesto, tras hacer méritos más que suficientes para ello. Las comparsas ‘Las irrepetibles’, ‘La cara oculta de la luna’, ‘La niña del viento’, ‘La inoportuna’ y ‘Las guerrilleras’, también los coros ‘Rockola’ y ‘Vive, sueña, canta’, darán un papel protagonista a las mujeres en los cuartos del COAC 2018.

Para tres de estas agrupaciones será además la primera vez que disfruten de un segundo pase en el Falla. Un logro que es también un rotundo ‘ya era hora’ en el caso de la comparsa de Sevilla de María Núñez, que ya rozó -y mereció- el pase con agrupaciones como ‘La niña’, ‘Las luneras’ o ‘Las de la resaca’. La autora aún sigue en una nube tras recibir el “apto” por parte del jurado. Asegura que “no sé ni qué decir, llevamos ya diez años con esta comparsa y alguna vez que otra hemos tenido ilusión de pasar. Cuando ha llegado el día, al enterarme me quedé congelada. Lo mejor es que todo el mundo se ha alegrado por nosotras”. La de ayer fue una noche de celebración para María y su grupo, pero con los pies en el suelo. “Nos tomamos las cosas con mucha tranquilidad, lo hacemos con mucho cariño y porque queremos, nunca ha habido enfados y con la misma tranquilidad nos tomamos el pase”, subraya.

De cara al miércoles, cuando volverán a enfrentarse al público del Falla, la autora piensa en “competir y quedar bien, que guste y que la gente piense que hemos hecho un buen pase”. Y sobre el hecho de que cinco comparsas femeninas hayan obtenido el apto, señala que “no es que se haya abierto la puerta, es que la hemos derribado. Cuando vienen diez agrupaciones con mujeres y cinco dan el nivel tienen que pasar, lo contrario sería un descaro. Cuantas más haya las posibilidades se amplían, llegará el momento en el que no nos sorprendamos de que haya cinco comparsas de mujeres en el pase o de que una mujer escriba”. Y es que “en la gente está el concepto de que las comparsas de mujeres compiten entre ellas. Yo voy al mismo Concurso que Martínez Ares, que Juan Carlos o que Tino. No nos tienen por qué separar, pero quiero pensar que es más una cosa de la calle que una realidad”.

La evolución de la comparsa de Las Niñas de Alcalá ha sido meteórica. Debutaron en el Concurso del Falla hace dos años con ‘La desconocida’, ya llamaron la atención el pasado 2017 con ‘Una voz de madera’ y al tercer intento, con ‘Las irrepetibles’, han conseguido dar el salto a los cuartos. Una comparsa que además revolucionó las redes con su segundo pasodoble, una espectacular letra al caso de la Manada centrada en la víctima. La representante legal del grupo, Clara Isabel Rojas, explica que “desde que cantamos el primer día las felicitaciones eran constantes, todo el mundo nos decía que teníamos posibilidades pero sabíamos que somos una comparsa femenina y que tenemos ciertas trabas en el camino. Pero también nos decíamos que por qué no, el que no tiene posibilidades es el que no se presenta”. Así, remarca que “no queríamos hacernos ilusiones, aunque el pasodoble es verdad que tuvo mucha repercusión… aún no nos lo creemos”.

“Tenemos la dificultad de que sólo nos comparan con otras agrupaciones de mujeres, y aquí competimos todos contra todos”

Clara considera que tanto su comparsa como otras formadas mayoritariamente por mujeres “tenemos la dificultad de que nos comparan solamente con otras comparsas femeninas, como si compitiéramos entre nosotras, y esto es un Concurso donde todos competimos con todos. Ha sido un pase muy bueno, se lo merecían todas las que han pasado”. Por último, espera que “esto continúe y tenga más participación la mujer en el Carnaval”.

También se estrena en cuartos la comparsa de Borja Romero 'Las guerrilleras', en el que es su segundo año como grupo tras agradar el pasado Concurso con 'Las enamoraítas'. Una agrupación joven, surgida de la cantera y que no ha tardado en ver recompensado su trabajo. Su representante, Débora Sánchez, reconoce que "las expectativas que teníamos eran buenas por lo que nos decía la gente, pero la gente no es el jurado y el pase nos coge por sorpresa". Debora piensa que "este año las comparsas mixtas hemos tenido nivel para conseguir el pase y cuando no lo hemos tenido no hemos pasado. Este año ha sido el que más nivel han tenido las comparsas mixtas". 'Las guerrilleras' volverán con la idea de "agradar a la gente como en el pase de preliminares, agradar a Cádiz que es lo importante", y también "para competir, que al fin y al cabo de eso se trata el Concurso". Coincide con María Núñez en que el aumento de grupos mixtos o femeninos favorece que "haya más calidad y que la gente se acostumbre a ver mujeres en el Carnaval, que ya hay muchas y que cada vez seremos más". 

Completan este repóker la comparsa de Faly Pastrana, que ya sabe de sobra lo que es estar en cuartos tras lograrlo en cinco de sus últimas siete participaciones -con ‘La prometida’, ‘Las que viven como reinas’, ‘La ola’, ‘Óyeme’ y ‘Cádiz’- y el nuevo grupo con autoría de Juanma Romero Bey y la dirección de Carmen Jiménez Barea, también con amplia experiencia sobre las tablas, por lo que no puede hablarse de ellas como debutantes en esta fase. Por calidad y trayectoria, sus miras están ya puestas en el próximo corte, el de semifinales, que ninguna comparsa de mujeres ha podido superar hasta ahora. Una nueva puerta por derribar y que, tarde o temprano, caerá.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios