Reacciones

Difícil de encajar

  • Los autores de 'El Vapor del Sur', 'La azotea' y 'No valemo un duro' explican sus sensaciones al quedarse a las puertas de la final. Un veredicto digerido entre la indignación y la resignación

La chirigota 'No valemo un duro' durante una de sus actuaciones. La chirigota 'No valemo un duro' durante una de sus actuaciones.

La chirigota 'No valemo un duro' durante una de sus actuaciones. / joaquin pino

Comentarios 6

Los autores que se han quedado con la miel de la Final en los labios reflexionan sobre el veredicto del jurado y sobre sus sensaciones tras la jornada del miércoles.

Paco Martínez Mora: "Ya hay hasta intentos de boicot en las actuaciones... No sé si merece la pena"

Aunque dice estar "algo más rehecho" desde que la noche del miércoles el jurado del COAC emitiera el veredicto del pase a la Final, el tono y las palabras de Paco Martínez Mora suenan gastadas, tristes y con cierto dolor latente: "Yo ya no sé si todo esto merece la pena... Son muchos palos continuos y quedarse a las puertas parece ya algo cotidiano para nosotros, pero a lo que no te acostumbras".

El autor de 'El Vapor del Sur' se quedaba, un año más, como quinto en la modalidad de coro. Con la miel en los labios y la hiel en el resto del cuerpo ya que confiesa que tenían "muchas expectativas" porque este año venían "con una propuesta bastante diferente" y que parecía que les estaba saliendo "bastante bien durante todo el concurso".

"Se te queda cara de circunstancias -confiesa Martínez Mora- tras escuchar el fallo de un concurso cada vez con más envenenamientos, un concurso donde opina todo el mundo y donde todo el mundo sabe de todo". El autor se va enardeciendo hasta llegar a afirmar que incluso "más allá de las intoxicaciones en las redes sociales, se están produciendo hechos muy feos". Así, el corista habla de "atosigamientos" y de "intentos de boicot" por parte de "los contrincantes" o de sus "seguidores" en el propio coliseo. "No puedo probarlo, evidentemente, porque el teatro está oscuro mientras actúas pero te atosigan en las actuaciones con chillidos o cortando el ambiente en momentos muy concretos. En el primer pase piensas que es casualidad pero cuando la cosa se repite siempre en las mismas partes del repertorio pues ya empieza a no cuadrarte y después que la gente te lo comenta, que no somos tontos... Hay intentos de boicot en las actuaciones y con este panorama ya no sé si esto merece la pena", acusa sin querer dar más detalles.

"Y si esto está pasando en la modalidad de coros donde se supone que todos nos llevamos mejor y somos amigos, pues no me quiero imaginar en el resto... Esto se está desvirtuando", se quejaba Martínez Mora que se templaba y reconocía que "al menos ésta es la sensación que tengo ahora mismo, no sé si luego se irá disipando" y que "sobre todo" le duele "por los chavales" de su formación y "por todo el trabajo que han hecho".

El autor continuaba reflexionando sobre los derroteros de su modalidad en el certamen. Nada de su agrado. "Hay algo que me molestó mucho desde el principio y que nos indica por dónde van los tiros en la modalidad, y es que cuando se supo que el coro de Nandi Migueles no salía se empezó a decir que nosotros podíamos ocupar ese hueco. Y yo me pregunto, ¿qué hueco? No debería haber huecos porque nadie debería tener plaza reservada para la final, todo el mundo debería partir de cero cada año... Pero sí, se dicen esos comentarios", culmina paladeando ese sabor agridulce que le dejó el trago del miércoles noche.

David Márquez Mateo: "Hay una máxima que dice que cuando se escapa un babuchazo se lo llevan los Carapapa"

Más "resignados" que indignados asumieron los miembros de la comparsa 'La azotea' el veredicto del jurado sobre las agrupaciones que debían pasar a la Final. Así lo asegura uno de sus autores, David Márquez Mateo, que, sin embargo, pone el acento en "una máxima en el Carnaval" que dice que "cuando se escapa un babuchazo se lo llevan los Carapapa".

A pesar de la protesta, el comparsista cuya obra, junto a su hermano Francisco Javier, ha quedado en quinta posición, explica que está "muy tranquilo" y reconoce que "este año había mucha igualdad" en la modalidad de comparsa y "estaba la cosa apretada".

Así, a los hermanos Márquez Mateo no les ha cogido de sorpresa el fallo del jurado, que los ha dejado a las puertas de la Final, ya que califican que han vivido un Concurso "un poco arisco con nosotros tanto en los diarios como en las redes" y que les han llegado durante su desarrollo "sensaciones raras". "Pero nada que no se arregle con coger de nuevo el tipo y salir a la calle".

De esta forma, Márquez Mateo se queda con la "satisfacción" del trabajo hecho por su grupo que ha puesto "toda la carne en el asador" desde los ensayos y con las ganas de cantar en la calle y en los diferentes contratos que ya tiene cerrada la comparsa "hasta algo más allá de Semana Santa tenemos toda la agenda llena, incluso, haciendo doblete y triplete algún día", se congratula.

Antonio Pedro Serrano: "Somos la chirigota con más accésits de la historia. Es para estudiarlo"

Antonio Pedro Serrano El Canijo, autor de 'No valemos un duro', estaba ayer realmente dolido por no ver este año a su chirigota en la Gran Final. Pero "tan dolido como acostumbrados. Es lo que hay, estamos hechos a este proceso", reflexionaba ayer. Y es que su grupo no accede a la noche grande desde 2011, con 'Ricas y maduras'. "Somos la chirigota con más accésits de la historia, ya no nos sorprende".

Por este motivo no les resultaron ajenas las sensaciones que una vez más experimentaron mientras escuchaban juntos el fallo del jurado, "pues quedamos los que hoy no teníamos que trabajar". El autor sevillano también se quejaba del nivel de exigencia que se le pide a su chirigota, "que es mayor que el que se exige a los demás. Nosotros no podemos fallar ningún cuplé, pero hay otros que fallan los seis". Un hecho que, añadía, "lo tenéis que arreglar vosotros, desde la prensa, pues nosotros lo único que podemos hacer es cantar y esperar. Nuestro caso es para estudiarlo", profundizaba.

Nunca antes se había mostrado tan desilusionado Antonio Pedro Serrano, que ayer se llegó a plantear si "merece la pena trabajar tanto... que me lo digan y ya está". En este apartado, señalaba que "trabajamos mucho y sabemos los que trabajan los demás. Nosotros no mascamos letras", esgrimía.

También hizo alusión a la supuesta "filtración" de los que pasaron a la final "que ayer se hizo viral por la mañana en las redes y que acertó. La información era correcta y si esa es la seriedad con la que nos tomamos el concurso... pues duele más".

Se congratulaba, eso sí, del pase a la Final de una chirigota paisana, la sevillana de San José de la Rinconada 'No te vayas todavía'. Y no sólo "porque es la que más me ha gustado y ojalá que gane, sino porque sé particularmente lo que cuesta sacar una chirigota de un pueblo de Sevilla. Tiene mucho mérito todo lo que han hecho".

Tras felicitar a todos sus compañeros que se han hecho con el codiciado hueco y desearles mucha suerte, se congratulaba del "bálsamo que nos queda, la calle, que esa no nos la quita nadie, ni los que se alegran de que no pasemos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios