un legado para el futuro

Coplas que son joyas rescatadas

  • El grupo 'Los joyeros gaditanos' edita un disco con 17 temas de los años 50 que nunca han sido grabados en soporte sonoro

Comentarios 1

Muchos aficionados saben cantar el pasodoble de 'Las huestes de Don Nuño' (1959), de Paco Alba, pero pocos aciertan a tararear el cuplé. Con la chirigota 'Los hojalateros tartajosos', del mismo año, ocurre al contrario: el cuplé es archisabido, no así el pasodoble. Y les suena el "pim, pam, pum tengo una pistola..." de 'Los pistoleros del oeste' (1958), pero son incapaces de entonar el cuplé en el que se incluye esta famosa repetición. Estos tres y catorce temas más forman parte de la recopilación Coplas Recuperadas de los años 50 que en verano grabó en la peña la Estrella el grupo 'Los joyeros gaditanos', dirigido por Andrés Moreno y coordinado por Francis Sevilla Pecci.

El propio coordinador destaca que las coplas se han reunido realizando "una labor de arqueología". A sus manos llegaron "tesoros" de colecciones privadas como las de Miguel Villanueva o Miguel Brun. "He escuchado grabaciones a viva voz de Juan Poveda o de Santi Moreno, que las tenía de su tío, Manolo Moreno, o de viejos comparsistas. Y cosas que me ha cantado Rafael Villa. En definitiva, recopilaciones orales sin guitarra que hemos adaptado", explica.

El valor de las coplas radica en que no se han fijado nunca en soporte sonoro. "Estas melodías no se pueden perder. No pretendemos otra cosa que dejar este legado y que los aficionados lo disfruten", recalca. Son letras que sí están en los libretos, pero no grabadas. Algunas de ellas pertenecen a agrupaciones históricas. Es el caso del pasodoble de 'Los viejos del 55' o de 'Los arrieros' (1953). "No existe archivo sonoro del Falla antes de 1959. Incluso las coplas de 'Las huestes de Don Nuño', 'Los cacos', 'Los hojalateros tartajosos' o 'Los guardas de antaño', todas de 1959, no están recogidas del Concurso con claridad y las hemos añadido", indica Sevilla Pecci. Algunas de las piezas ya las adelantó el grupo de 'Los joyeros gaditanos' en el trancurso del Congreso del Carnaval celebrado en 2014.

El CD comienza con un pasodoble de 'Popeye, Rosario y sus niños', de 1950, obra de Antonio Girón. También están 'Los coquineros' (1951) de Antonio Clavaín, 'Los indios apaches' (1954) de Agustín González Chimenea o 'Los periodistas' (1958) de Ramón Díaz Fletilla, cuyo pasodoble, inmerso en el disco, es apenas conocido si lo comparamos con su cuplé. Recordemos "Una muchacha que era muy lista" o "Este verano allá en la playa".

En escasas fechas estará a la venta al público este disco al precio de cinco euros. "Sin ánimo de lucro, simplemente para recuperar lo invertido en la grabación", puntualiza Sevilla Pecci. Un trabajo muy valioso. Una joya. No podía ser de otra forma viniendo de 'Los joyeros gaditanos'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios