Carnaval

"El Carnaval de Cádiz ya tuvo una vez censura y no volverá a tenerla"

  • José María González, alcalde de Cádiz, acude a la Gran Final disfrazado de la comparsa de Paco Alba 'Los senadores romanos' 

El alcalde de Cádiz, con su equipo de gobierno El alcalde de Cádiz, con su equipo de gobierno

El alcalde de Cádiz, con su equipo de gobierno / Jesús Marín

Comentarios 4

José María González atendió a la prensa tras la actuación del cuarteto de Gago. Tras posar con todos sus concejales disfrazados, el alcalde comentó que “estoy contentísimo de estar aquí, en esta Gran Final que ha arrancado muy bien, tanto con el coro de Julio Pardo como con el cuarteto de Gago, que han estado fenomenales, nivelazo de las agrupaciones, de dos modalidades que están estupendas y deseando de ver ya el estreno de las otras dos modalidades. Yo creo que va a ser una buena final, con muchísimo nivel en general y eso es señal de que nuestra fiesta goza de buena salud”.

González llegó al Falla ataviado de la comparsa de Paco Alba 'Los senadores romanos'. Explicó por qué había elegido este atuendo. “Pues este año quería rendir mi homenaje al gran genio que fue Paco Alba y, aprovechando que se cumplían 50 años de esta comparsa, pues decidí disfrazarme de ella”.

El alcalde también se refirió a los elementos externos que han querido este año limitar esa libertad de expresión de la que hace gala el Carnaval de Cádiz. “Creo que en un momento de su historia, durante el Franquismo, el Carnaval de Cádiz tuvo censura y ya no va a volver a tenerla. Es la fiesta de la libertad, de la libertad de expresión, de la democracia, del pueblo, que lógicamente tiene que tener un mínimo de respeto. A mí en mi casa me han enseñado que mi libertad acaba donde empieza la del otro. Eso sí, estoy convencido también que es un debate que nos ayuda a ponernos a nosotros mismos delante del espejo y crecer. Yo tengo mi propia teoría, hay un elemento, más allá de la libertad de expresión, y que es muy clásico de nuestro Carnaval, que es el doble sentido. Y creo que eso debe fomentarse. Para mí el humor siempre debe ser ascendente y transversal, jamás debe ser descendente”. Incluso puso un ejemplo con este debate. “La chirigota del Canijo, que lleva un tipo con estereotipos de la raza gitana, pues se ha reunido con una asociación, le ha enseñado su libreto y les ha preguntado, qué os parece, cómo puedo mejorar, eso me parece maravilloso. Eso no se llama censura, se llama respeto. Creo que marca una estela a seguir”.

Por último, al preguntarle a quién le daba el primer premio de disfraces de su equipo de gobierno, aseguró que “hay un gran nivel, pero sin duda María Romay, con esa alegoría de la Diosa Gades ha dado un pelotazo. Es un Uno de calle”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios