El mapa de los momentos previos

A las 7 en...

  • Numerosos locales cercanos al Teatro Falla se convierten en lugares de concentración para las agrupaciones. Con la sección 'Si caminito del Falla' hemos visitado muchos de ellos.

‘No valemo un duro’, la chirigota de El Canijo, en las instalaciones del Club Caleta. ‘No valemo un duro’,  la chirigota de El  Canijo, en las  instalaciones del  Club Caleta.

‘No valemo un duro’, la chirigota de El Canijo, en las instalaciones del Club Caleta. / Julio González

Comentarios 0

“Nos vestimos allí desde 'Juana la Loca'. Como nos fue tan bien en ese concurso ya lo hacemos allí cada año, nos trajo suerte”, cuenta José Otero, director de la comparsa de Tino Tovar, sobre la Peña Los Juancojones, su lugar de preparación antes de cada una de sus actuaciones en el Falla. Algo parecido le ocurre a la chirigota de Vera Luque pero con la Peña Fletilla-Theo Vargas. En su momento, el chirigotero nos explicaba que son “fijos” de ese local de la calle Enrique de las Marinas. “Aquí hemos dado los saltos más grandes de nuestra historia carnavalesca”, aseguraba. Será difícil que alguien los mueva de ese vestuario donde viven los momentos previos de cada pase por el teatro.

Numerosos puntos del mapa del casco antiguo, sobre todo en la zona más cercana al templo de los ladrillos coloraos, se pueden señalar como auténticos lugares de concentración de las agrupaciones del COAC. Allí se visten, se maquillan, calientan voces, pero allí también se viven los instantes de más nerviosismo antes del estreno y allí el corazón late a mil por hora mientras que se escucha eso de ‘En la ciudad de Cádiz...’. Los grupos, con sus familiares y sus amigos, disfrutan en esos locales de las mayores alegrías y pasan juntos las grandes decepciones que trae consigo este certamen de pasiones.

La sección ‘Si caminito del Falla’ que hemos realizado en Diario del Carnaval cada jornada de la fase preliminar ha permitido descubrir muchos de estos lugares de preparativos y ha servido de guía para diseñar un plano con muchos de ellos. Hay más, al menos nueve por día se están ocupando ahora, pero éstos bien sirven para situar estas especies de cuarteles para comparsas, cuartetos, coros y chirigotas.

Por la Asociación Cultural La Penúltima han pasado las comparsas ‘Los depredadores’, de Nene Cheza, y ‘Los Camballá’, de Fali Mosquera, o el coro ‘El vapor del sur’, de Paco Mora. La asociación la puso en marcha la familiar carnavalera que forman Andrés Cruz y Encarna Higuera, corista y costurera para agrupaciones, y desde hace cuatro años intentan que los que lo eligen se sientan como en casa. “Cada vez tenemos más demanda”, contaban. De hecho, desde el mismo día del sorteo del orden de actuación de las preliminares empieza a sonar el teléfono, “y a algunos les tenemos que decir que no puede ser, porque tenemos cogidos todos los días de la primera fase”. Después si coinciden en cuartos de final, se encuentran con algún apuro, dando prioridad a los que llevan más tiempo con ellos.

En el local de la calle San José, esquina con Solano, cuelgan un calendario con colores donde se van apuntando cada una de las agrupaciones. “Nosotros intentamos que el tiempo antes de la actuación estén relajados y nos adaptamos a todas las circunstancias”, explican. La asociación, que además sirve de lugar de ensayo (para ‘Gora ke hay’ por ejemplo) y que durante el año organiza actos de Carnaval y de Semana Santa, inciden en las amistades que se hacen gracias a los ratitos de convivencia con los demás carnavaleros y sus familias, “sobre todo con la gente de fuera”.

La Peña Los Juancojones tiene una situación privilegiada. A dos pasos del coliseo, es otro de esos lugares que guardan grandes recuerdos para decenas de concursantes del COAC, que se unen a los que retiene la chirigota del Love. Estos días ha visto vestirse a ‘El ángel de Cádiz’, de Tino Tovar; la chirigota ‘Las listas de boda’, de Cárdenas y Peñalver, “y la chirigota de Mérida, y otra de Dos Hermanas”. “Vienen muchas de fuera porque se la recomiendan y junto a estas referencias, nuestras tapas y la cercanía al Falla, se convierte en un sitio atractivo”, manifiesta Miguel Real, que la regenta desde hace unos cuatro años. Real agasaja a cada uno de los grupos con caldito de puchero y ya después “me piden las albóndigas jabugueras o los filetitos adictivos, que te comes uno y tienes que pedir otro”, asegura.

Como en La Penúltima, en esta peña destacan las amistades que han hecho gracias al Carnaval y las emociones que han compartido con los que han celebrado en su local sus alegrías carnavalescas. “Recuerdo el año que se llevó el primer premio ‘La canción de Cádiz’, de Tino, como disfruté con ellos, porque te contagias de lo que están sintiendo”.

Las fotografías de este reportaje hablan por sí solas de esos momentos previos de los que ha sido testigo Diario del Carnaval. De cómo el Canijo y los suyos hacen un corro para escuchar la charla de su director en el Club Caleta, de cómo los comparsistas de OBDC reciben a sus amigos en la Peña Fletilla, cómo la mítica Peña Nuestra Andalucía acoge a Los Majaras, cómo un perro saluda efusivo a unos de los componentes del Gago en la calle Belén, o cómo Guille, punteado de la comparsa de Martínez Ares se va colocando por primera vez el tipo de ‘La eternidad’ en soledad.

Y aún quedan más imágenes que inmortalizar, más instantes que recordar. ¿Dónde nos vemos? A las siete en...

más noticias de DIARIO DEL CARNAVAL Ir a la sección Diario del Carnaval »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios