Adiós con buen ambiente y sin aglomeraciones

  • El Carnaval se despide con mucho menos público que el primer domingo

  • El Frito Gaditano de la peña La Estrella reunió a un gentío

Como es habitual, el Domingo de Piñata contó con mucho menos público que el primer domingo de Carnaval, lo que propició ayer que el público pudiese disfrutar de las agrupaciones con menos apreturas. Tranquila fue la despedida de la Semana Grande de Cádiz, en la que la mayor concentración de personas se produjo en la plaza de Candelaria. Allí, la peña La Estrella celebraba el XLI Frito Popular Gaditano, que como cada año tuvo cola desde muy temprano. "Desde las nueve", comentaba José Antonio Cano, uno de los pesos pesados de la entidad. Esperando estaba a esa hora una señora que ya se ha hecho famosa por estar siempre al frente de la cola. La entidad repartió más de 700 kilos de pescado frito, 300 de elllos de merluza, procedentes de Aqualund y Marisco Ortiz. Doce barriles de cerveza regaron una fiesta que contó con una carpa de ron Legendario en la que se ofrecían mojitos. El tiempo acompañaba, aunque las previsiones no eran halagüeñas. Hasta el punto de que La Estrella había pedido toldos al Club Caleta para resguardar de la posible lluvia las barras y las freidoras. En el tablao, Lola Macías presentaba las actuaciones de los grupos premiados en los concursos de cuplés, tangos y pasodobles organizados por La Estrella. La novedad era el galardón al mejor tipo, que lleva el nombre de Manolo Torres, el sastre de La Salle Viña.

En otro punto caliente del Domingo de Piñata, la plaza de España, la asociación de vecinos de las Murallas de San Carlos repartió 700 kilos de berza, en una fiesta que llegaba a su edición número 35. La entidad homenajeó a Marco Antonio Orión, de Cruzcampo, y a Mercedes Rosillo, ambos colaboradores en las diferentes actividades que organiza la entidad vecinal. Un buen número de agrupaciones amenizó la degustación.

En la plaza de Candelaria se repartieron más de 700 kilos de pescado fritoDuelos de tangos en la plaza de Mina y de cuplés cuarteteros en San Francisco

Fuera de las celebraciones gastronómicas, la atención se centró en las coplas de esquina, de casapuerta, de recoveco, de calle pura y dura. Los coros se repartían por el centro, con un ambiente muy familiar en la plaza de Mina. En este lugar, 'Rockola', 'Vive, sueña, canta' y 'Las mil historias' se lanzaban tangos pasadas las siete de la tarde. Otro duelo se produjo antes, sobre las cuatro y media de la tarde, en la puerta del BBVA de la calle San Francisco. Fue un intercambio de cuplés entre los cuartetos de Morera y de Javi Aguilera. En las horas posteriores al almuerzo, la chirigota del 'Bizcocho', 'No te quemes todavía', congregaba a un buen número de aficionados en la puerta de la Fundación Municipal de la Mujer, en el Palillero. En la misma plaza se dejaban ver los sevillanos de 'Los crazys de los 40'.

Sobre las cuatro, la comparsa 'OBDC. El joven obispo' cantaba en la escalerilla de Santa Cruz, la chirigota infantil 'La chirigota de la ilusión' en la Catedral y la antología de Luis Ripoll en la plaza de El Cañón. Eran las cinco y media cuando 'Los brujos titis' cantaban en la calle Valverde y dejaban pasar a la batea del coro de Luis Rivero, que minutos después desgranaba su repertorio en la confluencia con Cánovas del Castillo. También a esas horas, el cuarteto de Ángel Gago 'Lo mismo nos vemos en Elcano que en clases de piano' estaba en Marqués de Valdeiñigo y un poco más tarde la chirigota 'Cai de Miarma', segundo premio en el Falla, actuaba en la escalerilla de Correos.

En el apartado de limpieza, la Delegación Municipal de Medio Ambiente informaba ayer de desde el inicio de la madrugada hasta las 13.00 de ayer se recogieron 134.020 kilogramos de residuos sólidos urbanos acumulados en las calles de la ciudad durante la jornada del sábado. A esta cifra hay que sumar 2.100 kilogramos de cartón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios