fútbol liga santander

De vuelta a la oficina

  • El Barça vence con solvencia a un voluntarioso Levante para mantener su distancia de nueve puntos sobre el Atlético, segundo en la clasificación

Messi se dispone a rematar ante el jugador del Levante Sergio Postigo. Messi se dispone a rematar ante el jugador del Levante Sergio Postigo.

Messi se dispone a rematar ante el jugador del Levante Sergio Postigo. / marta pérez / efe

Dos goles en el primer tiempo, uno de Messi y otro de Luis Suárez, ambos con asistencias de Jordi Alba y Sergi Roberto, y otro de Paulinho en el descuento decidieron el partido para el Barça ante el Levante.

Valverde dejó en el banquillo a Piqué y puso en juego a Mascherano en uno de sus últimos partidos antes de fichar por el Hebei Fortune. Sin embargo, la principal sorpresa fue la puesta en escena de salida de Dembele, en su primer partido en el Camp Nou desde septiembre. El francés acompañó a Luis Suárez y Messi en ataque. La primera intervención del argentino acabó con una amarilla a Lerma; en la segunda, el balón lo alojó en la red. Messi hizo el 1-0 después de una jugada clásica esta temporada, una acción por la izquierda con intervención de Jordi Alba y asistencia del lateral para la definición del 10. A partir de entonces entró en juego Dembele y también Luis Suárez, que fueron protagonistas de una doble oportunidad en el minuto 14. El Levante intentó aprovechar las dudas que se generaban en el eje entre Mascherano y Vermaelen y buscó frenar la creación del Barça por medio de continuas faltas por medio de Lerma y de Doukoure.

Antes del 2-0, el Barcelona tuvo un par de buenas ocasiones, una doble de Dembele y Luis Suárez y una falta lanzada por Messi que rozó la cruceta derecha de la meta de Oier. Si en el 1-0 funcionó la conexión Jordi Alba-Messi por la izquierda, en el 2-0 fue letal la de Sergi Roberto-Luis Suárez por la derecha. Un pase de Mascherano finalizó con un centro de primeras de Sergi Roberto que concretó Luis Suárez tras un gran control. Se desmelenó el Barça tras el 2-0 y pudo cerrar el primer tiempo con más goles.

En 45 minutos, los de Valverde decidieron el partido y acabaron con las estadísticas positivas del Levante, que no había perdido en sus últimos siete partidos como visitante. Bajó el pistón el equipo catalán en la segunda parte y entonces fue cuando apareció Ter Stegen. El meta alemán salvó dos goles cantados, el primero al desviar un remate lejano de Ivi y el segundo tras un tiro a bocajarro de Shak Moore, en el minuto 67. El Barça jugó con el freno de mano. Valverde le dio minutos de descanso a Dembele y a Iniesta y los azulgrana pensaron más en el cargado calendario que les espera en este mes de enero. Aun así, en una de las últimas jugadas del choque, Paulinho hizo el definitivo 3-0.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios