La vuelta del capitán más goleador

Comentarios 1

En plena madurez, sobrepasada la treintena, inmiscuido en el interminable debate sobre la conveniente prolongación de su condición de internacional, al que es ajeno, Raúl culmina, a lo grande, una de sus campañas más lustrosas para ensanchar su particular historial, la que le incluye entre los elegidos con seis títulos de Liga ya en sus bolsillos.

Raúl va a cerrar el curso como máximo artillero del campeón, con 17 goles. Mucho ha tenido que ver en sus números el cambio de ubicación en el campo. Distanciado en los últimos años de la orilla de la meta rival, Schuster aproximó al capitán al área. El regreso a su sitio natural ha devuelto a Raúl al reconocido rendimiento. Está en racha el internacional del Real Madrid, un elegido para hacer frente a los récords y apoderarse de una parte del brillo de la historia. Justo cuando ha sumado su sexta Liga.

Raúl ha madurado desde que irrumpió en La Romareda, con atrevimiento y desparpajo, bendecido por Jorge Valdano. Catorce temporadas después, la mirada al pasado del atacante madrileño se encuentra con cerca de doscientos goles (198) y casi quinientos partidos. Los méritos del capitán blanco le han incrustado entre los grandes de la historia. Y con tiempo por delante para ensanchar su leyenda. Máximo goleador de la Liga dos veces, es, además, el máximo goleador de la historia de la Liga de Campeones. Acumula 59 tantos. Algunos decisivos, como los que firmó en París frente al Valencia, o en la de Glasgow contra el Bayer Leverkusen. Estos números le llevaron a hacerse acreedor de la Medalla de Oro de la Real Orden al Mérito Deportivo en el 2006.

Raúl, un jugador de leyenda y que aún quiere seguir triunfando con su club de toda la vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios